732 millones para «paliar el sufrimiento real de la gente»

732 millones para «paliar el sufrimiento real de la gente»

marzo 22, 2021 0 Por RenzoC

ESPAPELIS


La crisis del coronavirus ha azotado durante más de un año a todo el país, especialmente a los autónomos y pequeñas y medianas empresas que se han visto obligados a echar el cierre para cumplir con el protocolo antiCovid.

Por ello, la Junta de Andalucía ha aprobado este lunes un nuevo plan -en noviembre ya destinó 667 millones en ayudas a pymes y autónomos- bajo el nombre de Acuerdo Andaluz de Medidas Extraordinarias en el Marco de la Reactivación Económica y Social, mediante el cual destinará 732 millones a reflotar el tejido económico andaluz, con ayudas de 505 euros al mes por cada trabajador a las empresas que más han sufrido esta crisis.

El acuerdo rubricado este lunes en San Telmo por el presidente de la Junta de Andalucía, Juanma Moreno, y los máximos representantes de la Confederación de Empresarios de Andalucía (CEA), Javier González de Lara; UGT-A, Carmen Castilla, y CCOO-A, Nuria López, busca dar «un paso adelante» hacia la recuperación y la reactivación económica de la comunidad.

Las tres partes han coincidido en que este acuerdo «no viene a solucionar» toda la «dramática» situación que se vive en Andalucía pero representa el paquete de ayudas directas «más importante de cualquier comunidad» y ayudará a «paliar el sufrimiento real de la gente», han señalado.

Asimismo, tanto el presidente andaluz, como las secretarias generales de CCOO-A y UGT-A, y el presidente de la CEA han valorado el diálogo social existente en Andalucía y han recordado el acuerdo que ya alcanzaron el pasado 30 de julio de 2020 como primer paso para reactivar Andalucía, proceso que continúa con el firmado este lunes. «Con diálogo y responsabilidad se puede superar cualquier obstáculo, máxime cuando hay tanto en juego», ha afirmado Moreno.

Tres bloques

Según ha detallado el presidente del Gobierno andaluz, el acuerdo cuenta con tres bloques y la Junta se compromete a impulsar los acuerdos incluidos «en el menor tiempo posible». Por un lado, 14 líneas de ayudas al mantenimiento del empleo y la actividad económica, por importe de 585 millones para sectores más afectados y donde se han intentado abarcar el mayor número de actividades posibles.

Cuenta con ayudas a los sectores del comercio y la hostelería, al ocio nocturno, infantil y parques de ocio, gimnasios, al sector cultural, a las agencias de viajes, a empresas de turismo activo y a hoteleros, casas rurales y complejos turísticos, entro otros sectores afectados.

Por otro lado, dispone de 107 millones para proteger a las personas más necesitadas y busca paliar la crisis social. En este punto, se incluye una prestación extraordinaria para las familias más necesitadas, con 30 millones de euros, en línea con la renta mínima, que «se mantiene y se reformulará para que no colisione con el Estado y sea útil». Este bloque también incluye cambios en la mejora de la asistencia a la dependencia.

Este bloque, según han llamado la atención los sindicatos, cuenta con un complemento para trabajadores afectadas por un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) derivado de la crisis sanitaria por la Covid-19. Se trata de una ayuda en una primera fase de 210 euros en pago único a trabajadores incluidos en ERTE con suspensión total de jornada entre marzo y abril. Esta medida cuenta con una dotación de 70 millones de euros.

Por último, un tercer bloque que supone un plan de refuerzo, con 40 millones de euros, que supone 1.700 contrataciones en la Junta de Andalucía para «responder al aluvión de solicitudes y trámites que vienen». En este sentido, el presidente ha subrayado su «empeño» en ser «lo más resolutivo posible» y ha anunciado que este martes, en Consejo de Gobierno, se dará vía libre al primer paquete de ayudas con un montante de 270 millones para el mantenimiento del empleo.

«Para poder afrontar de forma inminente todo ese trabajo -las ayudas que contempla este acuerdo y la gestión de los fondos europeos que lleguen a Andalucía- es necesario reforzar la Administración de la Junta con un Plan de Refuerzo de Personal con más de 1.700 contrataciones en todas las provincias andaluzas, y que alcanzará a todos los ámbitos sectoriales, con una dotación presupuestaria de 40,4 millones», según recoge el acuerdo.

Además, contempla que «en aquellos casos donde sea posible extender la vigencia de las contrataciones, estas se prolongarán hasta los tres años» y apunta que de esta contratación extraordinaria se dará traslado a la Mesa General de Negociación Común, así como a la Mesa Sectorial y a la Comisión de Convenios.

Los cuatro intervinientes también ha llamado la atención sobre la llegada de fondos europeos a la comunidad. En concreto, el presidente ha apuntado que pedirá «desde la lealtad» lo que entiende como «razonable», unos 2.000 millones en base al casi 20% de la población que supone Andalucía en el conjunto nacional. «Es una cantidad nada despreciable» que vendría a «reforzar los 730 millones que desde la Junta ya se van a poner para reactivar el tejido productivo dañado por la pandemia». No obstante, han lamentado que todavía se desconozca la cantidad que llegará a la comunidad y que «no estén listas hasta final de abril».

«Paliar el sufrimiento real de la gente»

El presidente de la Junta, tras agradecer la labor de los agentes sociales y económicos como «parte activa» para levantar Andalucía, considerado que llegan «meses ilusionantes» en los que «nos jugamos el todo por el todo» y toca «echar el resto y resistir todos a una». «Me reconforta ver que el Gobierno andaluz no está solo. Sentimos y valoramos el calor y la implicación de empresarios y sindicatos. Es un gran ejemplo para los andaluces», ha explicado.

El vicepresidente de la Junta, Juan Marín -en unas breves palabras al principio del acto- ha destacado el papel de empresas y trabajadores para «generar riqueza y sacar esta tierra hacia delante». «Hemos visto cómo día a día miles de empleos y empresas desgraciadamente desaparecen», ha lamentado, toda vez que ha señalado que «todos están con la esperanza puesta en que las instituciones den respuesta a los problemas».

Por su parte, la secretaria general de UGT-A, Carmen Castilla, ha destacado que este acuerdo servirá para «paliar el sufrimiento real de la gente» y tiene «más transcendencia de lo que nos podemos imaginar». Tras señalar el papel del diálogo social, ha animado a «arrimar todos el hombro». Ha señalado la importancia de ligar estas ayudas al mantenimiento del empleo, han valorado la inclusión de medidas de carácter social y, especialmente ha destacado el complemento de los ERTE para los trabajadores con rentas más bajas.

Por su parte, la secretaria general de CCOO-A ha celebrado las medidas incluidas de cara a la protección de las personas y pequeñas empresas, aunque ha reconocido que «queda mucho por avanzar». «Es un acuerdo muy importante, necesario, imprescindible y urgente», ha insistido en su intervención. Ha valorado el complemento para los trabajadores en ERTE, «muchas de ellas mujeres y de sectores con bajos salarios», y ha destacado la importancia del compromiso de reforzar el personal de la administración pública para agilizar la tramitación de estas ayudas.

De su lado, el presidente de CEA, Javier González de Lara, ha indicado que este acuerdo viene a «propiciar un clima de certeza y seguridad» y supone un «paso más» hacia un clima favorable en mitad de la crisis económica. Ha reivindicado el papel de los empresarios para construir y como «escudo social» en este momento y ha advertido de que «no todo el mundo ha quedado satisfecho» con este acuerdo pero ha afirmado que «se ha actuado con el máximo rigor y se ha llegado al máximo de lo que permite el contexto». «Todos nos hemos dejado la piel en esto», ha reconocido.