Así será la búsqueda de pistas sobre Anna, Olivia y su padre Tomás Gimeno bajo las aguas de la costa de Tenerife

Así será la búsqueda de pistas sobre Anna, Olivia y su padre Tomás Gimeno bajo las aguas de la costa de Tenerife

mayo 12, 2021 0 Por RenzoC


Dos semanas después de la desaparición de las niñas Anna y Olivia los investigadores no descartan fijarse en las imágenes que el sónar pueda ofrecer del fondo marino más cercano a la costa de la isla de Tenerife. El método ha sido utilizado anteriormente y este diario tiene una copia de lo que se puede apreciar por parte de los investigadores con este tipo de técnica pocas veces usada en el ámbito policial en nuestro país.

Así será la búsqueda de las niñas desaparecidas en Tenerife

El pánico y las prisas de las primeras horas de la desaparición de las hermanas Anna y Olivia, las pequeñas de 6 y un año desaparecidas en Santa Cruz de Tenerife en compañía de su padre, Tomás Gimeno, han dado paso a una fase algo más reflexiva de las investigaciones: la urgencia es idéntica, pero la pausa es igual de importante.

Imagen real del sónar obtenida durante la búsqueda de Marta del Castillo

Ahora los investigadores tratan de encajar piezas para saber qué pasó en los momentos previos a que Tomás llegara al puerto deportivo donde tiene amarrada su lancha, él solo, y acabara no regresando a tierra tras un par de viajes dejando su pequeña barca a la deriva a poco más de una milla de la costa y a más de 15 de distancia del citado puerto.

Sin duda, el mar en esta investigación siempre ha tenido una importancia capital, pero puede que en las próximas horas sea mayor si cabe. Tomás Gimeno fue grabado por las cámaras del puerto trasladando bolsas y macutos a su lancha, pero no se le vio con las niñas. De hecho, el joven regresó en una ocasión del mar y no se volvieron a ver las bolsas. Cuando la lancha fue encontrada a la deriva sólo había en su interior una bolsa de basura cuyo contenido se desconoce.

Anna y Olivia
La imagen obtenida por sónar permite un análisis muy concreto de lo que hay en el fondo marino.

Así que después de revisar el tráfico de llamadas de Tomás, las cámaras que lo grabaron, sus movimientos bancarios, los contactos que hubiera podido tener poco antes de desaparecer y los testimonios de su entorno más cercano, los investigadores no descartan mirar de nuevo al mar, o más concretamente, debajo de la superficie.

Ahora mismo los datos del teléfono de Tomás descartan la participación de un cómplice en la desaparición de sus hijas y las cámaras de grabación de la isla siguen sin llenar el vacío de 60 minutos que los investigadores creen claves en el caso. Lo que sucedió de ocho de la tarde a nueve de la noche sigue siendo un misterio.

En los primeros días de la desaparición de las niñas se realizaron labores de rastreo costero con embarcaciones que literalmente rastrillaron las cartas náuticas entorno al punto en el que fue localizada la embarcación de Tomás.

Fuentes no oficiales aseguran que ahora se volverá a buscar en el mar, pero en el fondo. Al parecer lo hará una empresa privada que prestará su tecnología a la investigación de la Guardia Civil sobre el paradero de las niñas. La peculiaridad del fondo marino cercano a Tenerife y al resto de las Islas Canarias es que se tratan de islas volcánicas sin plataforma continental lo que conlleva que a poca distancia de la costa haya profundidades de centenares de metros.

La imposibilidad de sumergir agentes especializados en actividades subacuáticas a tanta profundidad hace que se plantee la solución del sónar. Una técnica muy precisa, contrastada u no del todo desconocida en el ámbito de una investigación para encontrar a las niñas desaparecidas en Tenerife.

Similar a Marta del Castillo

De hecho, OKDIARIO ha tenido acceso a las fotografías de último caso en el que se usó esta técnica. La desaparición de Marta del Castillo. El Ejército prestó al Cuerpo Nacional de Policía los servicios de una embarcación que montaba este tipo de sistema para rastrear. El ámbito de trabajo era bien distinto. Se trataba de rastrear el fondo de la dársena de un río poco profunda y sin corrientes.

Anna y Olivia
Mientras el sónar barre el fondo marino en la superficie se reciben imágenes como esta.

Sin embargo, extrapolando los medios a Tenerife y asumiendo que se usará el sistema en una jornada de buena mar y visibilidad es cierto que el sistema podrá devolver imágenes del fondo incluso más fiables que las grabaciones puntuales que está realizando la Guardia Civil con sistemas de imagen.

En el caso de Marta, cuyas imágenes reales se reproducen en este artículo, llegaron a detectar objetos fácilmente reconocibles desde la superficie y de muchos tamaños, no sólamente los grandes.

Los investigadores de la Guardia civil en Canarias no dejan de buscar a las niñas y a su padre cerca y lejos de la isla, en la superficie de Tenerife o en lugares de la Península donde algún testigo las ha creído ver. Sin embargo y pese a todas esas pistas creen que el mar esconde algo, una pista, un indicio que arroje luz sobre qué hizo Tomás con Anna y Olivia justo antes de abandonar su lancha en el mar.