¿Cómo cambiará el diseño web?

marzo 23, 2021 0 Por RenzoC

¿Dónde crees que estarás en cinco años? De hecho, ¿qué hay de diez años?

Solo se puede hacer una estimación estimada de su vida (que a menudo resulta ser falsa). Por otro lado, el diseño web se define por las tendencias y los próximos cambios en el entorno digital. Si bien nada está escrito en piedra, un estudio exhaustivo del mercado y sus factores de influencia puede proporcionar una visión práctica de lo que puede traer el mañana.

Hemos rastreado cuidadosamente los espacios profundos de Internet para ofrecerle contenido de calidad en forma de una máquina del tiempo. A continuación, se muestran algunos cambios evolutivos que se pueden esperar en el diseño web.

Integración de IA y chatbots

La IA podría ser el tema más controvertido de nuestra generación. Los temores potenciales que alberga para algunos pueden parecer más importantes que los pequeños beneficios que obtenemos de él en este momento. No obstante, hasta que las máquinas se apoderen del mundo, la IA desempeñará un papel importante a la hora de dictar los diseños web del mañana.

La implementación más común es en forma de chatbots. Una gran cantidad de empresas ya están utilizando esta función para fidelizar a los clientes las 24 horas del día, los 7 días de la semana. Responden a preguntas frecuentes, registran quejas y, básicamente, hacen espacio para los recursos de servicio al cliente. Se espera que el 47% de las empresas introduzcan chatbots en su red para fines de 2021.

A medida que avanza la tecnología, los chatbots y la inteligencia artificial pueden parecer compradores personales automatizados para los usuarios del comercio electrónico, dando forma a una nueva era en el diseño web. Un flujo combinado de intervención humana y asistencia de IA se está convirtiendo rápidamente en la nueva normalidad.

Imágenes inmersivas en 3D

Aunque la realidad virtual hace sus movimientos de la manera más agresiva, su adopción total aún está lejos de ser visible. Las actualizaciones acumulativas del sistema necesarias para hacer realidad la realidad virtual en la Web son demasiado importantes para considerarlas en un futuro próximo. No obstante, esta es una posibilidad muy plausible.

Hasta entonces, una experiencia inmersiva a través de gráficos 3D ocupará un lugar central. Estamos hablando de un sitio web que ocupará toda la pantalla para fusionar experiencias físicas y digitales.

Como siempre, el objetivo final será atraer al público con imágenes atractivas que lo alienten a realizar la acción deseada.

Integración de la ciencia de datos

El sitio web ya no es la ventanilla única para la presencia de la marca. En un mundo de dispositivos conectados e Internet de las cosas, todas las partes del sistema están continuamente coordinadas para ofrecer la mejor CX a cada usuario.

El diseño web debe basarse en la afluencia excesiva de datos aplicando herramientas analíticas y adaptándose a entornos cambiantes de forma simultánea. La variación sería muy similar a la onda de respuesta móvil, con la diferencia aplicada a máquinas de rutina como refrigeradores y automóviles.

El futuro pondría a los científicos de datos y a los diseñadores web en una sola caja, lo que les permitiría comunicarse y colaborar sinérgicamente.

Realidad aumentada

Después del cambio de paradigma de la aplicación Place, la visualización remota de productos es un requisito muy codiciado por los clientes de hoy. De hecho, el 61% de los compradores en línea ya prefieren un sitio web que tenga implementada alguna versión de AR.

En el futuro, los usuarios necesitarán tanto hardware como software para admitir AR en todas sus formas. Desde teléfonos inteligentes hasta dispositivos portátiles, los diseñadores deberán crear un entorno interactivo que proyecte elementos basados ​​en la ubicación, superponiéndose con la estética del mundo real. Reconocer objetos como Google Lens y el escaneo facial en las redes sociales también tendrá un sinfín de aplicaciones.

Los sitios web deben adaptarse en consecuencia, adoptando una postura minimalista que pueda mostrarse sin perturbar la perspectiva del usuario. Entrará en juego un equilibrio perfecto entre contenido y contraste.

Sitios web que no son de paginación

No es tan teatral como parece. Los sitios web sin una página adoptan una variación alternativa del diseño web donde, en lugar de tener varias páginas, el sitio web es un desplazamiento sin fin. El concepto imita las plataformas de redes sociales que son conocidas por su atractiva interfaz de usuario y su participación adictiva.

Con una sola página en su lugar, los diseñadores web deberían buscar velocidades ultrarrápidas, sitios web que respondan a sí mismos y estructuras de sitios narrativas. El flujo y la fluidez de los elementos web será el punto más crucial para evitar que las tasas de rebote salgan de los gráficos.

Interfaz de voz

Alexa, Siri y el Asistente de Google ahora tienen sus propios mundos y suscriptores. Los usuarios han adoptado un sistema en el que un simple comando de voz les da los resultados que necesitan. También evita la necesidad de mirar sus pantallas en busca de información.

El diseño web también debe adoptar este enfoque conversacional en el proceso de diseño y contenido. Sería una inversión total de todos los principios fundamentales que representa el concepto. Las palabras clave de cola larga y las preguntas frecuentes serán la estrategia de contenido central que rompe las cajas tradicionales del diseño web.

Si bien la aplicación completa está muy lejos, seguramente llegará.

Narración dinámica

En su país de origen, Netflix tiene una biblioteca de más de 1300 programas de televisión, 4300 películas y más. Hay demasiado contenido para que cada usuario lo consuma a diario. Mantener su sitio web en funcionamiento requiere una narración atómica que involucre al usuario en todos los frentes.

Sería como diseñar un mapa de experiencia que resume el sistema para encontrar la lógica detrás de cada clic o toque. Agencias como MintTwist ya están adoptando campañas que conectan con las audiencias a un nivel granular.

El diseño web se basaría en un mensaje clave fuerte que llegue a sus compradores ideales a través de los canales y formularios de mensajería adecuados.

Conclusión

El mundo de la tecnología es demasiado acelerado para controlar todo lo que lo rodea. En tales escenarios, el futuro de los sitios web estará totalmente orientado al usuario. El marketing digital también debe orientarse en esa dirección. Será necesaria una revisión radical para implementar interacciones en cada punto de contacto para que el usuario se sienta digital como parte de su realidad.