«Controlar es violencia», la campaña de Igualdad que compromete a Pablo Iglesias por retener el móvil de Dina

«Controlar es violencia», la campaña de Igualdad que compromete a Pablo Iglesias por retener el móvil de Dina

mayo 2, 2021 0 Por RenzoC

ESPAPELIS


El Ministerio de Igualdad que dirige Irene Montero ha puesto en marcha una campaña contra «la violencia de género» donde subraya, entre otras actuaciones a prevenir, que «controlar es violencia». Una afirmación que compromete al ex vicepresidente segundo del Gobierno y cabeza de lista de Podemos al 4M, Pablo Iglesias, en tanto retuvo la tarjeta SIM de móvil a su ex asesora Dina Bousselham. Un episodio que sigue bajo investigación judicial en la Audiencia Nacional.

«El papel de los hombres es clave para acabar con la violencia contra las mujeres», subraya esta nueva campaña divulgada en Twitter por la Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género, organismo adscrito al ministerio de Montero y que dirige la juez en excedencia y ex diputada de Podemos Victoria Rosell.

En el anuncio, un grupo de hombres de distintas edades recuerda que «controlar es violencia, acosar es violencia, humillar es violencia». «Contra la violencia machista, eres parte de la solución», señala la campaña de Igualdad. «No te quedes callado ante el machismo: la igualdad entre mujeres y hombres beneficia a toda la sociedad», añade en su mensaje dirigido a los hombres.

La Delegación del Gobierno contra la Violencia de Género ya lanzó en 2017, cuando dependía entonces del Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad, una campaña en las redes sociales con el siguiente lema: «Espiar el móvil de tu pareja es violencia de género», enfatizaba. Y en 2014 otra iniciativa similar del mismo departamento decía: «Si tu chico te controla el móvil, cuéntalo. Hay salida a la violencia de género», incidía.

El líder de Podemos, Pablo Iglesias, reconoció en la Audiencia Nacional que, en enero de 2016, recibió la tarjeta de memoria del móvil supuestamente robado a Dina Bousselham y pudo examinar su contenido. Pese a comprobar que el dispositivo electrónico contenía «fotos íntimas» de su ex asistente en el Parlamento europeo, en lugar de devolverlo inmediatamente a su propietaria lo conservó en su poder durante al menos seis meses. Y finalmente le entregó la tarjeta completamente «destruida».

«Más presión»

En un intento por justificar esta actuación, Pablo Iglesias declaró en una entrevista en Rne que no quería meter «más presión» a Dina Bousselham. El pasado marzo, el titular del Juzgado Central de Instrucción número 6,  Manuel García-Castellón, que investiga la responsabilidad de Pablo Iglesias en la destrucción de la tarjeta de Dina, ordenó a la Policía un informe definitivo sobre el borrado de la micro SD. Este nuevo análisis sería determinante para una posible imputación del secretario general de Podemos.

En el mes de enero, la Sala de Admisiones del Tribunal Supremo, en línea con el informe del Ministerio Fiscal, optó por devolver al juez García Castellón la investigación contra Pablo Iglesias como presunto autor de los delitos de descubrimiento y revelación de secretos con agravante de género, daños informáticos y acusación o denuncia falsa.