Dosis muy altas de CBD, un componente del cannabis, no afectan a la conducción

Dosis muy altas de CBD, un componente del cannabis, no afectan a la conducción

mayo 31, 2022 0 Por RenzoC

Millones de consumidores y pacientes de todo el mundo se sentirán alentados por los resultados del último estudio sobre el cannabis y la conducción. La investigación dirigida por la Universidad de Sydney encuentra que 1500 mg, la dosis medicinal diaria más alta de cannabidiol (CBD), no tiene impacto en las habilidades cognitivas o de conducción de las personas.

El CBD es un componente del cannabis ampliamente utilizado con fines médicos y de «bienestar», como inducir el sueño o aumentar la energía. A menudo se consume por vía oral, en forma de aceite.

La mayoría de los países, incluida Australia, permiten que las personas conduzcan mientras toman CBD. En Nueva Gales del Sur, por ejemplo, es legal siempre que el conductor no esté ‘deteriorado’ debido a la fatiga y/o la presión arterial baja. El presente estudio muestra, dejando de lado las contraindicaciones, que incluso a la dosis medicinal más alta de 1500 mg, el CBD no causa deterioro.

«Aunque el CBD generalmente se considera ‘no intoxicante’, sus efectos en tareas sensibles a la seguridad aún se están estableciendo», dijo la autora principal, la Dra. Danielle McCartney, de la Iniciativa Lambert para la Terapéutica Cannabinoide de la Universidad. «Nuestro estudio es el primero en confirmar que, cuando se consume solo, el CBD es seguro para los conductores».

A diferencia del THC, un componente del cannabis que puede inducir sedación, euforia (un ‘colocón’) y deterioro, el CBD no parece intoxicar a las personas. En cambio, se ha informado que tiene efectos calmantes y de alivio del dolor.

Las concentraciones máximas de CBD en el plasma sanguíneo de una persona generalmente se alcanzan entre tres y cuatro horas después de tomarlo por vía oral, aunque las respuestas individuales varían.

El uso de CBD está aumentando en las naciones occidentales, con una investigación reciente de la Universidad de Sydney que muestra que alrededor de 55,000 solicitudes para acceder a CBD medicinal han sido aprobadas en Australia desde 2016. Se prescribe más comúnmente para el dolor, los trastornos del sueño y la ansiedad.

Sobre el estudio

Publicado en el Journal of Psychopharmacology, el estudio involucró a 17 participantes que realizaron tareas de conducción simuladas después de consumir un placebo o 15, 300 o 1500 mg de CBD en aceite. Estas cantidades representan dosis de consumo frecuente: hasta 150 mg/día sin receta; y hasta 1500mg/día para afecciones como epilepsia, dolor, trastornos del sueño y ansiedad.

Primero, los participantes tenían que tratar de mantener una distancia segura entre ellos y un vehículo líder, y luego ‘conducir’ a lo largo de carreteras y caminos rurales. Completaron la tarea entre 45 y 75 minutos después de tomar su tratamiento asignado, y luego nuevamente entre 3,5 y cuatro horas después, para cubrir el rango de concentraciones plasmáticas en diferentes momentos. Repitieron esto en cada uno de los cuatro tratamientos diferentes (placebo más tres dosis diferentes).

Los investigadores midieron el control del automóvil simulado por parte de los participantes, lo probaron por cuánto zigzagueaba o se desviaba (una medida estandarizada de la capacidad de conducción), así como su función cognitiva, experiencias subjetivas y las concentraciones de CBD en su plasma.

Llegaron a la conclusión de que ninguna dosis de CBD indujo sentimientos de intoxicación o pareció afectar la conducción o el rendimiento cognitivo.

“Sin embargo, advertimos que este estudio analizó el CBD de forma aislada y que los conductores que toman CBD con otros medicamentos deben hacerlo con cuidado”, dijo el Dr. McCartney.

Un estudio de 2020, también realizado por la Universidad de Sydney, encontró que dosis muy bajas de CBD vaporizado («vapeado»), un método poco común para tomar la droga, eran seguras para los conductores.