Dicen que el amor est√° en el aire, pero si en tu vida hay mucho viento y no lo encuentras, siempre puedes probar suerte en ¬ęPrimeras citas¬Ľ. Cientos de personas an√≥nimas ya han apostado por esta v√≠a, aunque no todas han salido como se esperaba: rechazos, malos modales, plantones o, simplemente, mala elecci√≥n del programa. Aunque cuando aparece una cara familiar en la pantalla, nos damos cuenta de que quiz√°s no sea tan mala opci√≥n como pens√°bamos.

Daniel Guada√Īo, bajista de Taburete, Monopoliz√≥ el formato Cuatro para probar suerte, pero no ha sido el √ļnico que se ha atrevido a aparecer en el programa. Makoke y Kiko Matamoros -en esos a√Īos de amor-, Yurena los Yola Berrocal ellos tambi√©n lo hicieron, aunque ninguna de las fechas lleg√≥ a buen t√©rmino. Ni el de los colaboradores de ¬ęS√°lvame¬Ľ, que poco despu√©s decidieron romper su matrimonio.

1

Daniel Guada√Īo (Taburete)

Taburete Se ha convertido en uno de los grupos musicales revelaci√≥n de los √ļltimos a√Īos. El grupo, liderado por Willy B√°rcenasHan llenado cientos de escenarios al ritmo de sus canciones y se han hecho un hueco dentro del panorama espa√Īol. Pero lejos de cualquier instrumento, Daniel Guada√Īo, su bajista, quiso llamar a la puerta del amor acudiendo al programa de Carlos Sobera. Una opci√≥n que se le cruz√≥ por la cabeza tras seis a√Īos en solitario y varios intentos fallidos de relaci√≥n.

El artista no ocult√≥ su identidad y, tras saludar al presentador, decidi√≥ marcar el tel√©fono de su compa√Īero Guillermo B√°rcenas para hacerle una videollamada en vivo, quien respondi√≥ con la ilusi√≥n de ver a su amigo all√≠.

Carlos Sobera no lo pens√≥ dos veces y le pregunt√≥ a Daniel qu√© pensaban todos: ¬ęCon tantos fans debes tener, ¬Ņc√≥mo est√°s soltero?¬Ľ, pero parece que no tiene nada que ver con eso, ya que el artista piensa que la m√ļsica le ha hecho romper con muchas parejas. ‚ÄúLlevo 6 a√Īos soltero y las cosas van muy mal‚ÄĚ, confes√≥, aunque tiene claro que su chica ideal tiene que ser alguien que lo entienda y le guste la m√ļsica, as√≠ como la vida de m√ļsico que suele vivir.

Con todos los datos, el programa le present√≥ a Sandra, una chica de 24 a√Īos que se sorprendi√≥ al verlo en la mesa. No porque lo reconociera, sino porque ¬ęno encajaba con su cita¬Ľ. As√≠, aunque se llevaban bastante bien, la chica rechaz√≥ una segunda cita con el bajista, ya que solo ve√≠a una amistad en el futuro: ‚ÄúHe estado muy a gusto, pero no tendr√≠a una segunda cita porque me conviene m√°s como amigo ‚ÄĚ, confes√≥. ¬°Qu√© pena!



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí