‘El maestro persa’ erige su particular Torre de Babel como monumento a las víctimas del Holocausto

‘El maestro persa’ erige su particular Torre de Babel como monumento a las víctimas del Holocausto

octubre 26, 2020 0 Por RenzoC

ESPAPELIS


‘Lecciones de persa’ (El maestro de persa), proyectada este domingo en el marco de la 65 Semana Internacional de Cine de Valladolid (Seminci), ofrece instrucciones para inventar un lenguaje que sirva, no solo para salvar la vida de su protagonista, sino también para erigir un monumento que recuerde los nombres de las víctimas del Holocausto.

Es 1942 en Francia y Gilles (Nahuel Pérez Biscayart) es arrestado por soldados de las SS junto con otros judíos y enviado a un campo de concentración en Alemania. Allí se las arregla para evitar la ejecución jurando a los guardias que no es judío, sino persa. Gracias a su astucia, logra mantenerse con vida, pero tendrá que enseñar un idioma que desconoce el oficial de campo, Klaus Koch (Lars Eidinger), quien, ajeno al truco de su maestro, enfrentará un castigo similar al de el enviado por Yahvé. para reprender la arrogancia humana.

Entre clase y clase, los dos desarrollan una camaradería que eleva a Gilles al rango de secretario del oficial, desde donde tiene acceso a los registros de los prisioneros del campo y que le ofrece una gran cantidad para enriquecer el vocabulario de su falso persa.

Asimismo, el astuto protagonista utiliza estas listas para construir una particular Torre de Babel que saca del anonimato a todas las víctimas del genocidio judío.

“Es un homenaje que guarda en la memoria los nombres de todos los asesinados para que no sean olvidados. Así, todos se salvan a través del personaje de Biscayart, que los recuerda ”, explicó el director de la película, Vadim Perelman, que ha intervenido vía streaming en la rueda de prensa posterior a la proyección desde su casa de Los Ángeles.

De esta forma, “un lenguaje totalmente inventado funciona como monumento a las víctimas del Holocausto”, un episodio de la historia que no pierde vigencia y que, en este caso, también toca de cerca al director. “Es muy importante mostrar esta historia a nivel personal porque soy judío y algunos de mis familiares vivieron la tragedia de cerca; a riesgo de que la gente se canse de verlo en el cine, es muy importante seguir recordándolo «, Perelman ha influido.

Sin embargo, apuntó que la película no se basa en una sola historia, sino que «combina una multitud de situaciones que existían en ese momento», un período trágico que Perelman intercala con episodios bastante cómicos para escapar de los «deprimentes». Una estrategia similar a la de sus predecesoras en la gran pantalla como la indispensable ‘La vida es bella’ o, más cerca en el tiempo, ‘Jojo Rabbit’.

Precisamente, este humor se manifiesta en las clases de «falso persa», como lo ha llamado el propio director. “Es un lenguaje completamente inventado desde cero al que le hemos dado un sonido oriental pero que, al mismo tiempo, tiene sus propias reglas gramaticales, prefijos y sufijos”, dijo el director.

Pero las vicisitudes de la Torre de Babel no terminan ahí, que también se extendieron al rodaje de una película que utiliza el alemán en el 95 por ciento del metraje cuando el propio director no lo habla.

Además, el actor argentino Nahuel Pérez Biscayart, el protagonista de la película, más allá de inventarse un lenguaje frente a las cámaras, tuvo que aprender alemán tras bambalinas. «Fue divertido verlo aprender un idioma mientras tenía que enseñarle uno falso a su coprotagonista», dijo Perelman, quien reconoció haber enfrentado «un gran desafío».





Source link