Gabilondo entra en barrena en la recta final, Más Madrid recorta al PSOE y Pablo Iglesias será el último

Gabilondo entra en barrena en la recta final, Más Madrid recorta al PSOE y Pablo Iglesias será el último

abril 29, 2021 0 Por RenzoC

ESPAPELIS


Ángel Gabilondo continúa su caída en la recta final de la campaña del 4M. En los días clave para asegurar el voto, el socialista consigue justamente lo contrario. El partido de Pedro Sánchez sigue dejándose escaños en la carrera hacia las urnas. Una dinámica opuesta a la de Más Madrid, que avanza en el arco de la izquierda. Según la última encuesta electoral de Hamalgama Métrica para OKDIARIO, el PSOE lograría 31 escaños en las elecciones del próximo 4 de mayo (un 21,9% del voto). La tendencia decreciente es alarmante para los socialistas, que en menos de un mes -desde el 9 de abril- pierden 8 diputados. 

Estrategia fracasada

El resultado revela el total fracaso de la estrategia del miedo y la crispación que la formación ha azuzado en la campaña. Al igual que Podemos, el PSOE ha planteado un enemigo común de la izquierda, el «fascismo», para agitar a su electorado. La competición con el partido de Pablo Iglesias ha llevado a los socialistas a posiciones más radicalizadas. En un principio, el planteamiento estratégico de Moncloa y Ferraz se dirigía a captar el voto centrista de Ciudadanos. Sin embargo, el trasvase naranja se produce mayoritariamente hacia el PP, lo que ha llevado a tener que asegurar la movilización del votante socialista frente a Iglesias.

Ese viraje quedó en evidencia durante el debate organizado en Telemadrid, donde el candidato Gabilondo tendió la mano sin rubor a Iglesias para gobernar tras el 4 de mayo: «Pablo, tenemos 12 días para ganar las elecciones», avisó al dirigente podemita.

Con las encuestas en contra, el bloque de la izquierda trata así a la desesperada de torpedear un Gobierno de Isabel Díaz Ayuso, aunque ello signifique enmendar su propio discurso. Días atrás, Gabilondo había llegado incluso a despreciar al candidato de Podemos: «Con este Pablo Iglesias, no», señaló en una entrevista en televisión.

La desesperación del PSOE se ha plasmado también en el ansia por explotar la carta con amenazas a la ministra Reyes Maroto, que concurre en la lista de Gabilondo. Pese a que la misiva fue remitida por un enfermo mental, la plana mayor del PSOE se ha empeñado en vincularla con la extrema derecha que, según los socialistas, encarna Vox. Incluso el presidente, Pedro Sánchez, se explayó en redes con un mensaje apocalíptico: «¡Basta! No vamos a permitirlo. No vamos a dejar que el odio se apodere de la convivencia en España. Nuestra rotunda condena a la grave amenaza recibida hoy por la ministra de Industria, Reyes Maroto. Estamos contigo, Reyes».

Las elecciones son estratégicas para Sánchez. El PSOE no gobierna la Comunidad de Madrid desde hace 26 años. Por ello, el presidente del Gobierno ha adquirido un inusitado protagonismo en la campaña, eclipsando incluso a su propio candidato. El 4M mide además el apoyo a sus políticas frente a la presidenta madrileña, Isabel Díaz Ayuso, y sus exitosas recetas para hacer frente a la crisis social y económica de la pandemia.

Tal es la implicación de Sánchez que, como reveló OKDIARIO, han sido los ‘fontaneros’ de Moncloa, con Iván Redondo al frente, los que han marcado la estrategia ante los comicios. Sin embargo, dicha estrategia electoral se ha demostrado fracasada. Y la prueba es que el PSOE se dejaría seis escaños con respecto a los resultados de 2019.

Más Madrid en auge

Caso contrario es el de Más Madrid. El partido de Íñigo Errejón ha rentabilizado su campaña y sigue avanzando tímidamente. La formación, liderada por Mónica García, lograría 21 escaños (14,9% del voto), dos más que en el anterior sondeo publicado por OKDIARIO, y hasta tres más que el pasado 15 de abril, vísperas del arranque de la campaña electoral.

Con respecto a los anteriores comicios, la diferencia se limita a un escaño (logró 20 en 2019), pero es incuestionable que la formación se ha revitalizado en las últimas semanas, ya que, en marzo, su expectativa era de apenas 14 diputados.

Mónica García ha empleado su campaña en darse a conocer ante la opinión pública, manteniéndose relativamente alejada del perfil más radical de Pablo Iglesias. La candidata se ha visto envuelta en la polémica por su doctorado fake, que destapó OKDIARIO. 

Fracaso de Iglesias

Pablo Iglesias, que trató de absorber a Más Madrid para ir juntos a las elecciones proponiéndose como candidato de la suma de ambas fuerzas, mide en estas elecciones su fortaleza contra Íñigo Errejón, antes socio en Podemos.

El líder podemita no sirve de revulsivo para su electorado y, pese a la agresividad desplegada en campaña, se mantiene en 10 escaños (7,6% del voto), los mismos que a comienzos de abril y apenas tres más que en 2019.

Un estrepitoso fracaso para el ex vicepresidente segundo, que aspiraba a dinamitar las elecciones con una movilización masiva del electorado para derrotar a la «derecha criminal» en Madrid.