“Hondar ahoak” o cómo convertir la costa vasca en escenario de un crimen

mayo 8, 2021 0 Por

ESPAPELIS

En el primer capítulo de ‘Hondar ahoak’ (‘Boca de arena’)La inspectora Nerea García limpia una de las ventanas de la oficina donde se acaba de instalar y pega la foto del armador cuya desaparición investiga, acompañado de otras personas de su entorno y diversas pistas. Sus nuevos compañeros le dicen que esto solo se hace en series de televisión, creando uno de los momentos que mejor capta el significado de esta ficción. ‘Hondar ahoak’ es una serie, pero quiere alejarse de sus rutas más transitadas por, entre otras cosas, la ironía de sus referencias.

Quizás el título de “Hondar ahoak” no te suene familiar, pero es una de las series más inspiradoras que puedes ver ahora mismo en “streaming”. Tras su paso por el canal autonómico EITB a finales de 2020, recientemente se estrenó en Filmin esta miniserie de cuatro capítulos sobre un investigador recién llegado a un pequeño pueblo de la costa vizcaína. Y como tiene cosas muy interesantes que decir (sobre su afiliación con lo que ya se ha llamado ‘Basque noir’, sobre cómo se producen los problemas que se están abordando en esta industria audiovisual …), hablamos con su gerente: el guionista y director Koldo Almandoz y la productora Marian Fernández.

La primera curiosidad es el germen de “Hondar ahoak”, que no estaba en la televisión, sino en el cine. “No puedo hacer las películas que quiero, sino las que puedo financiar, y he estado tratando de hacer una llamada ‘Natasha’ durante dos años, pero no pudo ser. Nació la posibilidad de hacer esta serie y, partiendo de una idea que tenía para una película de detectives ‘bastante existencialista y’ lynchiana ‘, llegamos a’ Hondar ahoak ”, explica. Koldo, quien participará en “Intimidad” de Netflix.

Imagen de ‘Hondar ahoak’. (Películas de Txintxua)

Un proyecto cinematográfico transformado en miniserie

Marian Fernández, quien ha trabajado muchos años con Almandoz desde la productora Txintxua Films, señala que estaban considerando ideas para una convocatoria de la miniserie EITB, y aunque la original no fue “Hondar ahoak”, la película de detectives de la que hablaba el guionista, nos trajo. “Desde la televisión pública vasca buscaban proyectos con unas características muy concretas: una serie de cuatro capítulos, de 50 minutos, con un presupuesto cerrado y que tuviera alguna conexión con el territorio, con historias que pudieran identificarse con el público vasco“.

Marian Fernández: “Queríamos rodar en Ondarroa con elementos de” thriller “”

“Les dijimos que teníamos la idea de que nunca habíamos entrado en la fase de desarrollo, pero que habíamos estado hablando durante mucho tiempo, que era rodar algo en Ondarroa (Vizcaya), con elementos de “thriller”Aprovechar el dramatismo de un espacio muy especial, que tiene mucha personalidad y que conocíamos muy bien. La idiosincrasia del lugar nos parecía que podía dar mucho juego, y EITB agradeció mucho el proyectoFernández comenta: “Desde que empezamos a escribir hasta el final de la emisión de la serie, solo ha pasado un año”. Este fue el verdadero desafío.

Esta serie fue nuestro Vietnam particular. Se realiza con un tercio del presupuesto para un episodio de una serie de plataformas españolas. Como está claro que no puedes prescindir de pagar menos a los equipos, rodamos toda la serie en cuatro semanas. Loco. Ha habido momentos en los que pensé que el barco fallaría. Son tres años en uno ”, recuerda Koldo.

Imagen de ‘Hondar ahoak’. (Películas de Txintxua)

La extraña pareja de ‘Hondar ahoak’

Hondar ahoak ‘no es la serie que hubiera hecho si tuviera total libertad, lo que la experiencia me ha enseñado no siempre es la mejor opción. Es una serie para televisión general y tenía que ser convencional ”, apunta. “Después, creo que logramos optimizar muy bien el medio y también logramos darle tono y personalidad propia. Y hemos aprendido mucho. Por mi parte, trabajo para un público más en general pero sin perder de vista. A veces nos atrincheramos en un mundo innato de ‘cinelistos’, pero también es interesante hacer películas y series para seducir y atraer al público en general a propuestas diferentes y poco convencionales ”.

‘Hondar ahoak’ (‘Bocas de arena’ para distribución nacional) investiga la desaparición de un armador bien conectado de una ciudad de la costa vizcaína. Nagore Aranburu y Eneko Sagardoy (ambos de ‘Patria’) dan vida a Nerea, una inspectora recién llegada de Bilbao, ya Alex, con la mirada puesta en ese desconocido universo local. “La serie bebe de muchas otras series. Pero además de la novela de misterio, la música que escucho o las cosas que me interesan. Hay homenajes a Jarmusch, Johnny Thunders o guiños a mis trabajos anteriores, como la escena en la que ver a Nerea meando entre En cuanto a esta autoconciencia de los personajes de la serie, parecía una forma de autoparodiar el género y diferenciarlo de otras ficciones similares ”, sugiere Koldo.

La historia de Eneko y Nagore fue un milagro. En poco tiempo pensé que podía contar con ellos. No al menos con los dos juntos ”. Pero estos dos no son un tándem de detectives común. “En este punto, se exploran todas las posibles combinaciones de pares de investigadores. Tenía claro que tenía que ser investigadora y que no tenía que ceñirse al canon estético habitual. Y en cuanto a su pareja lo mismo. Buscaba dos perfiles que al principio no parecieran policías. La construcción de los personajes ha mejorado mucho con el trabajo que hemos hecho juntos ”.

Imagen de ‘Hondar ahoak’. (Películas de Txintxua)

Alrededor del ‘noir’ vasco

¿A eso nos referimos cuando hablamos del “noir” vasco? Marian afirma que ‘Hondar ahoak’ es el primer ‘thriller’ con estos elementos rodado en euskera, pero no podemos olvidar la aportación literaria (el Festival Crossover de San Sebastián reunió hace unos días a los escritores Ibon Martín, Mikel Santiago y Noelia Lorenzo Pino para hablar de este tipo), ni sagas como ‘El silencio de la ciudad blanca’, ambientada en Vitoria y llevada al cine. No está de más recordar el fenómeno ‘noir’ gallego: ‘El lío que dejas’, ‘El sabor de las margaritas’, ‘Agua seca’ …

“El tema de la etiqueta ayuda a vender. El contexto es lo que hace y diferencia, del geográfico al político-social. Es imposible hacer “noir” aquí y no tener en cuenta dónde vivimos y de dónde venimos. La trama puede ser similar, pero no se puede desarrollar de la misma manera. Ondarroa, Vigo, Malmö o Nebraska“, Indica Almandoz.” Por otro lado, yo no creo demasiado en la idiosincrasia. No creo que haya una manera de ser vasco o de hacer cine vasco. Siento que mi trabajo se acerca más al de lo específico. gente de otras partes del mundo frente a la mayoría del cine vasco o español. En el arte no me gustan las generalizaciones ni el concepto de raíces ”.

Koldo Almandoz: “ETA acaparó los titulares, pero aquí también pasaron otras cosas”

Sin embargo, o por esta misma razón, hay dos temas subyacentes que destacan “Hondar ahoak”: corrupción institucional y terrorismo. “ETA lleva décadas en las noticias, pero aquí también han pasado otras cosas. Dejamos la droga y, a su vez, la aceptamos y apoyamos. ETA matará a los trapicheros que nos lo pasaron. Y aquí la gente de uniforme vino a culpar al peligro extra y a vivir en total impunidad ”, reflexiona.

“En el programa no decimos que con ETA las cosas fueran más fáciles, pero para algunas personas lo fueron”, explica Koldo cuando mencionamos una escena en particular de ‘Hondar ahoak’ (y de la que no vamos a ‘spoilers’). “Sobre las conexiones entre fuerzas de seguridad y narcotráfico hay una gran biblioteca de periódicos. Y no debemos olvidar que no todo fue ETA. Mientras ETA estaba, también hubo violencia de género aquí, sacerdotes pedófilos, corrupción política … “.

Imagen de ‘Hondar ahoak’. (Películas de Txintxua)

Ondarroa como gran protagonista

Para preguntas como estas el gran protagonista de ‘Hondar ahoak’ es el espacio. “Antes que existieran las tramas y los guiones, existía el lugar”, confiesa Marian. “Lo que nos dio Ondarroa, sobre todo la zona del puerto y su entorno. La historia fue escrita para Ondarroa, todo pasa ahí, todo se rueda ahí. Cuando vamos a la playa oa la calle, son los de Ondárroa. El guiño es que nunca hablan de dónde está la acción, no se menciona, pero El nombre de Ondarroa deriva de “hondar ahoa”, ‘boca de arena’, porque ahí está el país ”.

“Ondarroa es una ciudad especial. Es un verdadero puerto pesquero con actividad y no una postal popular. No es una postal de un encantador pueblo de pescadores. También tiene el componente de profunda emigración africana de varias generaciones. Y como otros puertos de la zona, un pasado de contrabando y un caso poderoso de narcotráfico. También me gustó ese sentimiento por la serie de una ciudad con un pasado de riqueza y abundancia que ha llegado por menos. Como el Baltimore de “The Wire”, obviamente salvando las distancias“Agrega Koldo.

Si te interesa lo que has leído, si te animas a ver ‘Hondar ahoak’, o si ya los has visto y te han gustado, debes saber que, aunque está concebido como una miniserie, sus creadores mezclan más. “El proyecto sobre la mesa es hacer una secuela, no tanto como la segunda temporada directamente, sino en otro entorno, en otro escenario”, avanza Marian. Y Koldo concluye: “Las victorias no faltan, pero está claro que no puede ser en las mismas condiciones. Como dije, más de lo que quieres, haz lo que puedas financiar. El argumento está escrito “.