Interior niega pruebas diagnósticas para el Covid a los policías agredidos en el mitin de Vox

Interior niega pruebas diagnósticas para el Covid a los policías agredidos en el mitin de Vox

abril 25, 2021 0 Por RenzoC

ESPAPELIS


Las cifras del operativo policial que tuvo que intervenir hace unos días en los disturbios durante un mitin de Vox en Vallecas hablan por sí solos: 35 personas heridas, 21 de ellos policías, cuatro detenidos (sólo aquel día) y decenas de personas identificadas durante horas de disturbios. Después de lo que a todas luces parece ‘contacto estrecho’, el Ministerio del Interior se ha negado a practicar pruebas diagnósticas de Covid a 30 policías que acaban de regresar a su base tras 15 días de servicio en Madrid.

Lo del Ministerio de Interior y las pruebas diagnósticas a los policías que regresan de comisiones de servicio fuera de sus ciudades está adquiriendo tintes tragicómicos si no estuviera en juego la salud de los policías afectados y de sus propias familias. El último episodio acaba de vivirse esta misma semana, al regreso de varios agentes a sus ciudades de residencia tras dos semanas en Madrid.

Todas las semanas se destinan agentes de otras provincias a distintos puntos geográficos de España según las necesidades del servicio, pero este último relevo ni ha sido cualquiera, ni han estado en un sitio más ni han cumplido un servicio rutinario.

Se trata de policías pertenecientes a las Unidades de Intervención Policial, antidisturbios, que han pasado 15 días en Madrid con motivo de las medidas de refuerzo antiterrorista en Semana Santa en la capital de España. En el ejercicio de sus labores estos agentes se han ocupado de vigilar y controlar infraestructuras críticas como las estaciones de ferrocarril de Atocha y Chamartín y el aeropuerto de Barajas.

En esos lugares los agentes en cuestión han estado en contacto con personas de diferentes ámbitos geográficos, incluso países, a los que han identificado, en los peores de los casos los han acabado deteniendo y también, si lo han necesitado, les han prestado su ayuda.

Para colmo este servicio lo han hecho en la Comunidad de Madrid, cuyos datos de contagios de Covid han sido permanentemente denostados por el Gobierno, a esos datos llegó a referirse el presidente Pedro Sánchez en su visita oficial a Guinea llegando a poner en duda la veracidad del conteo de casos llevado por el Ejecutivo de Isabel Díaz Ayuso.

Sólo con lo anterior parecería prudente chequear el estado de salud de estos policías tras volver a sus residencias a cientos de kilómetros de Madrid, pero por si no fuera suficiente, llegaron los disturbios relacionados con el mitin de Vox en Vallecas del pasado día 7 de abril. Aquel día la cobertura policial de la zona fue manifiestamente insuficiente, así que hubo que movilizar a las unidades llegadas de otras provincias para asegurar y controlar los disturbios y repeler los intentos de agresiones.

Los agentes dejaron sin protección policial los puntos que debían vigilar y acudieron a Vallecas, donde la cosa acabó con una treintena de heridos, cuatro detenidos ese día y decenas de identificados. Un policía acabó con nueves puntos de sutura en una ceja, así que no parece precipitado afirmar que hubo ‘contacto estrecho’ entre los policías y los causantes de los disturbios.

Petición de pruebas por prudencia

Así que nada más regresar a sus bases estos agentes han solicitado pruebas PCR para descartar contagios y así poder reincorporarse a sus vidas familiares y laborales sin poner en riesgo a terceras personas. OKDIARIO ha tenido acceso a las peticiones de los agentes y a la respuesta de sus superiores. La respuesta es muy curiosa.

Interior asegura que todo está protocolizado y regularizado y que la Policía Nacional no puede salir de esas líneas marcadas por las autoridades sanitarias. En una farragosa respuesta los superiores de estos 30 policías aseguran que las comisiones de servicio no son condición para realizar pruebas diagnósticas de Covid y que en todo caso será “el médico prescriptor” el que valore cada situación.

Pero lo más curioso de la respuesta de sus superiores a los policías afectados es esto: «Si dentro del Grupo de funcionario comisionados a Madrid ha habido algún caso de infección por Covid-19 o algún contacto estrecho se procederá según dispuesto en  el documento ESTRATEGIA DE DETECCIÓN PRECOZ, VIGILANCIA Y CONTROL DE COVID-19 actualizado a 26 de febrero de 2021». ¿Y cómo demonios se sabe si hay un infectado si no se le hacen las pruebas correspondientes? Eso quedará al albur de los síntomas y del criterio del médico que atienda al agente en concreto.

Lo que los policías afectados lamentan es que con ellos la estrategia anti Covid sea reactiva y no anticipativa, porque lo que ellos se juegan es volver a convivir con sus familias sin la certeza de estar sanos.

Una vez más los policías se quedan sin prueba PCR, y eso que han estado 15 días en una Comunidad permanentemente atacada por sus datos de contagio, cumpliendo servicio en los lugares de mayor tránsito de personas y que para colmo han estado disolviendo masas, deteniendo y literalmente peleándose con violentos que trataban de reventar un mitin. Esos agentes ahora harán lo que llevan meses haciendo: rascarse el bolsillo pensando en la seguridad sanitaria de los suyos.