La asociación Qveremos se ofrece a recoger todas las cruces derribadas por la Ley de Memoria Histórica

La asociación Qveremos se ofrece a recoger todas las cruces derribadas por la Ley de Memoria Histórica

abril 1, 2021 0 Por RenzoC


La asociación Qveremos ha dado un paso al frente en España y se ofrece para recoger todas las cruces que se derriben amparándose en la ley de Memoria Histórica impulsada por el PSOE. Para tal fin, la asociación ha impulsado lo que han bautizado como la ‘Pradera de las cruces’, un lugar de descanso para las cruces derribadas y para las que, previsiblemente, se derribarán en los próximos meses. Hasta el momento se han echado abajo 15 cruces en pueblos y ciudades desde el 2017.

Los consistorios se acogen al artículo 15 de la mencionada ley para realizar los derribos de símbolos religiosos en público. El artículo establece que «las Administraciones públicas, en el ejercicio de sus competencias, tomarán las medidas oportunas para la retirada de escudos, insignias, placas y otros objetos o menciones conmemorativas de exaltación, personal o colectiva, de la sublevación militar, de la Guerra Civil y de la represión de la Dictadura».

La cruz, lejos de ser un símbolo franquista por más que desde la izquierda se empeñen en relacionar una cosa con la otra, es un símbolo religioso que trasciende a las ideologías políticas, además de ser parte de la historia de la civilización occidental.

El ataque a la libertad religiosa y más aún, la traición a la verdad, ha llevado al act-tank Qveremos a movilizarse inspirándose en la Colina de las Cruces de Lituania. El ataque a la simbología cristiana tuvo verdadero apogeo cuando Lituania pasó a formar parte de la extinta URSS. El derribo de cruces incentivó a la población a llevar las cruces señaladas o removidas a reubicarlas en una colina. Se empezó con 10 cruces en Lituania; Qveremos comienza con las 15 detectadas hasta el momento y lanza una iniciativa de apadrinarlas todas en la ‘Pradera de las Cruces’

El centro de pensamiento español ya hizo una investigación de lo que estaba sucediendo y publicó un hilo en Twitter donde se aprecia que más de la mitad de los derribos se han producido en el último año.

La iniciativa de QVEREMOS consta de tres fases. La primera de ellas será crear 15 representaciones de cada una de las cruces derribadas hasta el momento en impresión 3D e instalarlas en una pradera perteneciente a una casa de culto a las afueras de Madrid capital. Cada representación tendrá un código QR donde se podrá leer la historia de la cruz derribada. La segunda de las fases consistirá el lanzar una campaña de crowdfunding donde la participación ciudadana podrá aportar a cada cruz, con el objetivo de replicar las derribadas o bien sufragas los costes de desplazamiento de la cruz removida. La fase tercera será más reactiva ya que muchas cruces han sido ya señaladas y denominadas como ilegales. Se puede apreciar en la web que tras la clasificación, a cada referencia del mapa se le ha añadido las coordenadas geográficas mediante la herramienta de Google Geocode. Antes de mancillarla, quebrarla, incendiarla o derribarla, nos las quedamos todas –apunta el final del video- en la Pradera de las Cruces.

Esta iniciativa del act-tank Qveremos reacciona ante los ataques contra la verdad (la Ley de Memoria histórica quiere reescribirla), la libertad (de religión o culto) y los fundamentos de la religión cristiana (el símbolo de la cruz es inherente a la propia religión que fundamenta los principios de la cultura occidental). Estos tres pilares forman parte de los 7 que defienden (Verdad, Vida, Justicia, Libertad, Unidad Nacional, Dignidad y Naturaleza Humana y Religión Cristiana).