Los sofocos siempre son dif√≠ciles de dejar atr√°s, especialmente cuando son p√ļblicos y masivos en las redes sociales.. El deseo de compartirlo todo y hacerlo p√ļblico ha dejado a muchos en mal estado. Y es que con tan solo un clic se abre una ventana al mundo para mostrar lo m√°s √≠ntimo de nuestras vidas o para conocer la intimidad de personajes famosos, pol√≠ticos, deportistas o gente corriente que se atreven a exponer confesiones de situaciones inc√≥modas que les resultan vergonzosas.

Hoy en d√≠a, cualquiera de nosotros puede registrar la mala conducta o tomar una captura de pantalla de redes ¬ępersonales¬Ľ para compartir con todos. Vivimos rodeados de informaci√≥n en la que casi todos pueden tener un tel√©fono con c√°mara y un plan de datos sinti√©ndose tentados a informar o publicar un evento..

¡Una red social mal administrada puede ser peligrosa! Pero no te preocupes, no ha pasado nada. No hay nada que no se pueda superar, a pesar de que en estos momentos se genera el escándalo más bochornoso de la vida. Seguro que, a la larga, estos traumas se convierten en las mejores anécdotas que te hacen reír a carcajadas cada vez que los recuerdas.

Repasemos algunas de las memorables confesiones y vergonzosos episodios que han explotado las redes sociales y se han quedado en el intelecto de muchos usuarios:

1

¬ęVolcado del mouse¬Ľ

El Subsecretario de Trabajo y Previsi√≥n Social de Chile para el a√Īo 2015, Francisco D√≠az, estuvo en el ojo del hurac√°n luego de que se jugara un partido de f√ļtbol entre Chile y Bolivia y una captura de pantalla que mostraba el estado de D√≠az, donde se refiri√≥ al Estadio Monumental, propiedad de Colo Colo y rival de la U, como un ¬ęEscorial de ratones, guarenes, pericotes, pulgas, piojos y olor a pis¬Ľ al que hizo el sacrificio de asistir a ¬ęGrito por Chile¬Ľ.

En segundos, la publicación comenzó a ser compartida y cuestionada, los medios cubrieron la situación y el tema se posicionó en los primeros lugares de los trending topics nacionales.

El tema creció hasta tal punto que el subsecretario tuvo que dar explicaciones y disculparse. Entre sus argumentos estaba que lo había escrito en su cuenta personal de Facebook y que no sabía cómo llegó la publicación a Twitter.



Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí