Los investigadores descubren que la temperatura corporal promedio ha disminuido en diferentes poblaciones


En los casi dos siglos transcurridos desde que el m√©dico alem√°n Carl Wunderlich estableci√≥ 37 ¬į C como la temperatura corporal normal est√°ndar, los padres y los m√©dicos la han utilizado como la medida por la cual se ha probado la fiebre y, a menudo, la gravedad de la enfermedad. Sin embargo, una nueva investigaci√≥n muestra que, en los √ļltimos a√Īos, la temperatura corporal normal media en la poblaci√≥n ha variado y ahora es m√°s baja en adultos sanos.

Un estudio de 2017 de 35,000 adultos en el Reino Unido encontr√≥ que la temperatura corporal promedio era 36.6 ¬į C m√°s baja y un estudio de 2019 mostr√≥ que la temperatura corporal normal en los estadounidenses (Palo Alto, California de todos modos) es de aproximadamente 36.3 C¬ļ.

Un equipo multinacional de médicos, antropólogos e investigadores locales dirigido por Michael Gurven, profesor de antropología de la UC Santa Bárbara y presidente de la Unidad de Ciencias Antropológicas Integrativas del campus, y Thomas Kraft, investigador postdoctoral en el mismo departamento, encontró una disminución similar. entre los Tsimane, una población indígena de horticultores-recolectores en la Amazonía boliviana.

En los 16 a√Īos transcurridos desde que Gurven, codirector del Proyecto Tsimane Health and Life History Project, y sus compa√Īeros investigadores han estado estudiando la poblaci√≥n, han observado una r√°pida disminuci√≥n de la temperatura por a√Īo, de modo que hoy la temperatura corporal ser√≠a de aproximadamente 36,5¬ļC. ¬ļC.

¬ęEn menos de dos d√©cadas, estamos viendo aproximadamente el mismo nivel de declive que el observado en Estados Unidos durante aproximadamente dos siglos¬Ľ, anot√≥ el investigador. Su an√°lisis se basa en una gran muestra de 18.000 observaciones de casi 5.500 adultos y se ajusta a muchos otros factores que podr√≠an afectar la temperatura corporal, como la temperatura ambiente y la masa corporal.

La investigaci√≥n, que aparece en la revista Sciences Advances, muestra descensos en la temperatura corporal normal en los Estados Unidos desde la √©poca de la Guerra Civil. Esta medici√≥n se realiz√≥ en una sola poblaci√≥n y luego no se pudo explicar por qu√© se produjo el descenso. ¬ęPero estaba claro que algo sobre la fisiolog√≠a humana podr√≠a haber cambiado¬Ľ, se√Īalan.

Una de las principales hip√≥tesis es que hemos experimentado menos infecciones a lo largo del tiempo debido a la mejora de la higiene, el agua potable, las vacunas y el tratamiento m√©dico. ‚ÄúEn nuestro estudio, pudimos probar esa idea directamente. Tenemos informaci√≥n sobre diagn√≥sticos cl√≠nicos y biomarcadores de infecci√≥n e inflamaci√≥n en el momento de la consulta de cada paciente ‚ÄĚ, afirma el investigador principal.

Si bien algunas infecciones se asociaron con una temperatura corporal m√°s alta, el ajuste de estas no tuvo en cuenta la fuerte disminuci√≥n de la temperatura corporal con el tiempo, dice Gurven. ¬ęY usamos el mismo tipo de term√≥metro durante la mayor parte del estudio, por lo que no se debe a cambios en la instrumentaci√≥n¬Ľ, advierte.

“No importa cómo hicimos el análisis, el declive seguía ahí. Incluso cuando restringimos el análisis a <10% de los adultos que fueron diagnosticados por los médicos como completamente sanos, observamos la misma disminución en la temperatura corporal con el tiempo. ", Agregar

POR QU√Č HA DISMINUIDO LA TEMPERATURA CORPORAL

Una pregunta clave, entonces, es por qu√© la temperatura corporal ha bajado con el tiempo tanto para los estadounidenses como para Tsimane. La extensa informaci√≥n disponible de la investigaci√≥n a largo plazo del equipo en Bolivia aborda algunas posibilidades. ¬ęLa disminuci√≥n podr√≠a deberse al aumento de la atenci√≥n m√©dica moderna y las tasas m√°s bajas de infecciones leves persistentes en comparaci√≥n con el pasado¬Ľ, explic√≥ Gurven.

‚ÄúPero aunque la salud ha mejorado en general en las √ļltimas dos d√©cadas, las infecciones todav√≠a est√°n muy extendidas en las zonas rurales de Bolivia. Nuestros resultados sugieren que la reducci√≥n de la infecci√≥n por s√≠ sola no puede explicar las disminuciones observadas en la temperatura corporal ¬ęse√Īala.

Puede ser que las personas est√©n en mejores condiciones, por lo que sus cuerpos pueden estar trabajando menos para combatir infecciones. O un mayor acceso a antibi√≥ticos y otros tratamientos significa que la duraci√≥n de la infecci√≥n es m√°s corta ahora que en el pasado. De acuerdo con ese argumento, se√Īala Gurven, ¬ędescubrimos que tener una infecci√≥n respiratoria en el per√≠odo inicial del estudio llev√≥ a una temperatura corporal m√°s alta que tener la misma infecci√≥n respiratoria m√°s recientemente¬Ľ.

También es posible que un mayor uso de medicamentos antiinflamatorios como el ibuprofeno pueda reducir la inflamación, aunque los investigadores encontraron que la disminución temporal de la temperatura corporal se mantuvo incluso después de que sus análisis contabilizaron los biomarcadores de la inflamación.

Otra posibilidad es que nuestros cuerpos no tengan que trabajar tanto para regular la temperatura interna debido al aire acondicionado en verano y la calefacci√≥n en invierno. Si bien la temperatura corporal de Tsimane cambia con la √©poca del a√Īo y los patrones clim√°ticos, los Tsimane todav√≠a no usan ninguna tecnolog√≠a avanzada para ayudar a regular su temperatura corporal. Sin embargo, tienen m√°s acceso a ropa y mantas ‚ÄĚ, agrega Kraft.

Inicialmente, los investigadores se sorprendieron al no encontrar una ¬ęf√≥rmula m√°gica¬Ľ que pudiera explicar la disminuci√≥n de la temperatura corporal. Y creen que puede deberse a una combinaci√≥n de factores.

Seg√ļn Gurven, el hallazgo de temperaturas corporales m√°s bajas de lo esperado en los EE. UU. Y la disminuci√≥n con el tiempo hicieron que muchas personas se rascaran la cabeza. ¬ŅFue una coincidencia? En este estudio, Gurven y su equipo confirman que las temperaturas corporales por debajo de 37¬ļC se encuentran en lugares fuera de Estados Unidos y Reino Unido.

‚ÄúEl √°rea de Bolivia donde viven los Tsimane es rural y tropical con una m√≠nima infraestructura de salud p√ļblica. Nuestro estudio tambi√©n da la primera indicaci√≥n de que la temperatura corporal ha disminuido incluso en este ambiente tropical, donde las infecciones a√ļn representan mucha morbilidad y mortalidad ‚ÄĚ, Explique.

Como signo vital, la temperatura es un indicador de lo que sucede fisiol√≥gicamente en el cuerpo, al igual que un termostato metab√≥lico. ¬ęUna cosa que sabemos desde hace un tiempo es que no existe una temperatura corporal ‘normal’ universal para todos en todo momento, por lo que dudo que nuestros hallazgos afecten la forma en que los m√©dicos usan las lecturas de temperatura corporal en la pr√°ctica¬Ľ. Se√Īala Gurven.

A pesar de la fijaci√≥n a 37¬ļC, la mayor√≠a de los m√©dicos reconocen que las temperaturas ¬ęnormales¬Ľ tienen un rango. A lo largo del d√≠a, la temperatura corporal puede variar desde su nivel m√°s bajo a primera hora de la ma√Īana hasta su nivel m√°s alto al final de la tarde. Tambi√©n var√≠a a lo largo del ciclo menstrual y despu√©s de la actividad f√≠sica y tiende a disminuir a medida que envejecemos.

Pero al vincular las mejoras en el panorama epidemiol√≥gico y socioecon√≥mico m√°s amplio con los cambios en la temperatura corporal, el estudio sugiere que la informaci√≥n sobre la temperatura corporal podr√≠a proporcionar pistas sobre la salud general de una poblaci√≥n, as√≠ como otros indicadores comunes como la esperanza de vida. ¬ęLa temperatura corporal es simple de medir y, por lo tanto, podr√≠a agregarse f√°cilmente a las encuestas de rutina a gran escala que monitorean la salud de la poblaci√≥n¬Ľ, concluyen.





Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí