Marruecos advirtió a España de que habría “consecuencias” por acoger al líder del Frente Polisario

Marruecos advirtió a España de que habría “consecuencias” por acoger al líder del Frente Polisario

mayo 17, 2021 0 Por RenzoC

ESPAPELIS


El ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, ha reaccionado tarde. Pese a que Marruecos advirtió de que acoger en España al líder del Frente Polisario traería «consecuencias», Marlaska no ha decidido reforzar los efectivos de Policía y Guardia Civil en Ceuta hasta hoy mismo, después de que más de 3.000 inmigrantes pasaran a nado desde Marruecos a la ciudad autónoma.

Tras una reunión de urgencia, Marlaska ha acordado el «refuerzo inmediato» con efectivos de la Policía y la Guardia Civil para evitar nuevos pasos masivos en las fronteras de Ceuta y Melilla. Sólo este lunes han cruzado a España más de 3.000 inmigrantes, ante la permisividad de la policía marroquí, que hasta ahora se esforzaba en evitar estas oleadas.

En concreto, se van a reforzar con cerca de 50 efectivos de la Guardia Civil los lugares más susceptibles de paso en Ceuta. La Policía Nacional, por su parte, va a incrementar en más de 150 agentes sus efectivos en Ceuta, entre miembros de las Unidades de Intervención Policial y personal específico de Científica y de Extranjería y Fronteras.

Según fuentes ministeriales, se han producido ya los primeros contactos con Marruecos para «agilizar los trámites de devolución» de estas personas que accedieron de forma irregular a la ciudad española.

«Consecuencias»

Marruecos ya advirtió a España de que acoger al líder del Frente Polisario, Brahim Ghali, traería «consecuencias». Es más, el pasado sábado OKDIARIO contaba cómo la diplomacia española advertía a Laya de que se produciría una oleada de pateras tras el apoyo de la ministra de Asuntos Exteriores, Arancha González Laya, al líder del Polisario, que se encuentra en un hospital española tratándose de coronavirus.

Dicho y hecho. Este mismo lunes más de 3.000 inmigrantes irregulares han cruzado a nado el espigón que separa Ceuta de suelo soberano marroquí. Una oleada que anticipa una verdadera ‘invasión’, hasta ahora contenida por el reino marroquí.

Esta llegada masiva de personas en un sólo día ha puesto al límite los recursos de la ciudad autónoma que, para empezar, debe poner en cuarentena a todos los recién llegados de los que se calcula que unos 300 son menores de edad.

Ahora ya sabemos el precio que la diplomacia española ha pagado por acoger a Gali en nuestro país: en las últimas horas miles de personas han llegado a nado desde Ceuta, pero a diferencia de otras violaciones de fronteras en esta ocasión los inmigrantes ilegales han contado con la complicidad e inacción de la policía marroquí. Desde hacía meses la vigilancia fronteriza del reino marroquí estaba funcionando con cierta eficiencia. De hecho, la llegada de embarcaciones hasta Canarias se había reducido considerablemente en las últimas semanas y la última de ellas se ha producido durante el pasado fin de semana.

La ralentización del ritmo de llegadas de pateras y cayucos a Canarias no se ha debido exclusivamente a una cuestión meteorológica. Marruecos había reforzado con presencia de su policía y su ejército los lugares sensibles para evitar la partida de cayucos y pateras. Este diario ha podido saber que existen pruebas en vídeo que delatan la retirada de esa vigilancia y la salida masiva de embarcaciones ilegales con rumbo a Canarias. Las mismas fuentes confirman a OKDIARIO que con el final del Ramadán y la falta de vigilancia en lugares como Dajla, punto de la costa marroquí desde donde han salido decenas de embarcaciones en los últimos meses, lo que se espera es una auténtica oleada de inmigrantes ilegales en los próximos días.

Devolución según el acuerdo de 1992

La intención, según un comunicado de Interior, es «agilizar los trámites de devolución en aplicación del acuerdo con Marruecos de 1992». El departamento ministerial ha señalado que lleva «desde el inicio de los acontecimientos desarrollando los trabajos necesarios para dar respuesta a esta situación».

En relación con la llegada de hoy a Ceuta, Interior ha recordado que las autoridades españolas y marroquíes «acordaron recientemente la devolución a Marruecos de los ciudadanos de ese país que accediesen a nado, en un procedimiento pactado por ambos estados».

En este marco, el ministro y su equipo «han estado y están en comunicación permanente» con el resto de departamentos ministeriales afectados, especialmente con el de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación. También con la delegación del Gobierno en Ceuta, así como con Presidencia de la ciudad autónoma. Añaden que «se han mantenido asimismo contactos con las autoridades marroquíes».

«El Gobierno de España ha venido trabajando sin descanso en una política migratoria que concierne al conjunto de la Unión Europea y Marruecos, país de origen de las personas que han llegado hoy a nado a la ciudad española, y para establecer un marco de corresponsabilidad entre Unión Europea y Marruecos que permita afrontar el reto de la gestión de los flujos migratorios», ha apuntado Interior.

Grande-Marlaska ha presidido esta tarde una reunión de coordinación de urgencia para dar respuesta a la situación en Ceuta, a la que han asistido, entre otros, el secretario de Estado de Seguridad, Rafael Pérez; la subsecretaria del Ministerio del Interior, Isabel Goicoechea; el director general de la Policía, Francisco Pardo; la directora general de la Guardia Civil, María Gámez; y la directora general de Relaciones Internacionales y Extranjería del Ministerio, Elena Garzón.