«Ningún Gobierno u ONG apoya esta afirmación»

«Ningún Gobierno u ONG apoya esta afirmación»

abril 2, 2021 0 Por RenzoC


«Ningún Gobierno ni ninguna ONG internacional de derechos humanos apoyó esta afirmación». El informe anual del Departamento de Estado de EEUU sobre los Derechos Humanos en el mundo concluye que en el Reino de España no hay presos políticos. Todo un torpedo en la línea de flotación del movimiento independentista, que divulga la idea de que los condenados por el Tribunal Supremo lo son por sus ideas y no por sus comportamientos delictivos.

La afirmación del informe estadounidense es rotunda. Tanto que el separatismo y sus terminales mediáticas se han visto obligados a tergiversar el texto para alimentar a sus huestes en la ficción de la persecución política. Toque de los EEUU a España por los presos políticos: «Se vulneran derechos», titula ElNacional.cat.

No es verdad que el EEUU critique a España por los supuestos «presos políticos». Tampoco por las supuestas «detenciones arbitrarias» de los condenados del 1-O. Y menos aún lo es que la Administración Biden pida a España que «cumpla sus obligaciones legales de protección de los derechos humanos de las minorías, incluida la minoría catalana».

Todas ellas son expresiones recogidas en el informe de un relator de la ONU, Fernand de Varennes, subvencionado por la Generalitat de Cataluña, y en otro de Amnistía Internacional. Los dos documentos eran ya conocidos. Y también sobradamente jaleados por el independentismo.

De Varennes visitó Cataluña en 2019 para comprobar si el catalán estaba siendo perseguido. Asociaciones de defensa del castellano le pidieron una reunión que rechazó. La respuesta de De Varennes fue: «Los hispanófonos no son una minoría en el conjunto del Estado español y no forman parte de mi mandato».

La acusación de detenciones «arbitrarias y prolongadas» que el independentismo atribuye a la Administración Biden corresponde a un informe de Amnistía Internacional que criticaba la sentencia del Tribunal Supremo por su «excesivamente amplia» interpretación de la sedición.

El informe de EEUU cita los trabajos de De Varennes y Amnistía Internacional, pero no para asumir sus denuncias. Se limita a reconocer un hecho: que los nacionalistas catalanes llamaron «presos políticos» a los condenados. Y después concluye, rotundo: «Ningún Gobierno ni ninguna ONG internacional de derechos humanos apoyó esta afirmación». 

Ataques a periodistas

Igual de taxativo se mostró EEUU en denunciar los ataques del Gobierno de Pedro Sánchez y Pablo Iglesias a la prensa libre. El documento recuerda que Sánchez «acusó a los medios conservadores de agitar a la sociedad cada vez que la derecha pierde unas elecciones». Y de Iglesias, que amenazó con mandar a prisión a los periodistas por publicar «información comprometedora» sobre Podemos y sus finanzas. En su diana, Eduardo Inda, director de OKDIARIO, después de que este medio haya ido desvelando los trapos sucios de Podemos en el caso Neurona.