Pablo Iglesias, líder de Podemos: «El 70% de los madrileños es de izquierdas pero no está movilizado»

Pablo Iglesias, líder de Podemos: «El 70% de los madrileños es de izquierdas pero no está movilizado»

abril 20, 2021 0 Por RenzoC

ESPAPELIS


Pablo Iglesias ha asegurado que «la derecha en la Comunidad de Madrid sólo gana en el 30% de los sitios, pero en esos sitios va a votar todo el mundo. Yo creo que el 70% de los madrileños es de izquierdas. Hay desmovilización, y yo creo que esta vez no va a ocurrir».

El candidato de Podemos en las elecciones del 4M aseguró que, en su opinión, «las encuestas no van a ninguna parte». A pesar de que los sondeos muestran un gran favoritismo para la candidata del PP y hunden las opciones de los morados, Iglesias sostiene que «todo cambiará después de los debates». En su opinión, «a los candidatos del PP no les gusta acudir a los debates, creo que van a ser decisivos. Si trabajamos bien en esta campaña, podremos gobernar».

A pesar de que los hosteleros ensalzan la figura de Isabel Díaz Ayuso por permitir mantener abiertos sus negocios, Iglesias volvió sobre las ayudas, el mantra que defiende la izquierda, pero que los dueños de bares y restaurantes no ‘compran’: «Ayuso le dio cero euros a los hosteleros madrileños. Hemos hablado, hemos incrementado el mecanismo que más ha salvado a los trabajadores, los ERTE, nosotros hemos sido los que hemos protegido a la hostelería. ¿Abrir? Si han tenido menos clientela». Insistió en que «ha sido el Gobierno de coalición el que ha ayudado a los negocios».

Iglesias defendió su gestión pese a que las residencias, a cargo de su Ministerio, fueron los lugares donde más fallecimientos se produjeron durante la peor parte de la crisis sanitaria. «Nosotros aumentamos las competencias que ya tenían las autonomías», afirmó Iglesias, añadiendo que «trabajamos con Defensa para indicar los centros residenciales que tenían que ser desinfectados». Y como reconoció la propia ministra de Defensa, Margarita Robles, fue el Ejército el que «sí estuvo en las residencias», lanzándole una pulla al entonces vicepresidente.

«No es sostenible que los ricos se vayan de rositas»

Defendió también el ‘hachazo’ fiscal que pretenden asestar en la Comunidad: «Nosotros decimos que los que ganan más se tienen que esforzar. Cómo financiamos la Sanidad: hacen falta más médicos y para eso hace falta dinero. Y hay que sacarlo cumpliendo la Constitución. Eso se logra con una reforma fiscal, con la redistribución de la solidaridad, es una cuestión de sentido común ampliar el impuesto de Patrimonio». Es más, subrayó que «es una cuestión ineludible para cualquier persona de izquierdas. Si cualquiera reconoce que la Sanidad en Madrid no está bien y que la Educación en Madrid no está bien, hay que hacer una reforma fiscal de acuerdo con la Constitución». Insistió Iglesias en que «no son sostenibles nuestras sociedades dejando que los ricos se vayan de rositas».

Lanzó varios dardos, eso sí, al PSOE, socio de coalición de Gobierno, recordando que espera que se cumpla la regulación del alquiler que firmaron. «De los 20 lugares de España donde los alquileres han subido más, siete están en la Comunidad de Madrid. Nosotros firmamos con el PSOE esa regulación. Pero lo que hemos firmado es ley. Se cumple, porque si no es tomar el pelo a los ciudadanos. Regular los alquileres es una medida de puro sentido común porque lo que no gastas en el alquiler lo gastas en el comercio. El PSOE no va a poder sacar una Ley de Vivienda con el PP, lo tendrá que hacer con nosotros, más tarde de lo que a mí me gustaría, pero lo hemos firmado y se tiene que cumplir».

Sobre si ocupará su lugar en la Asamblea de Madrid en caso de no gobernar, Iglesias aseguró que «estaré ahí donde me pongan los ciudadanos de Madrid, pensar en cualquier otra cosa no tiene sentido. He estado en una moción, he sido vicepresidente, estaré allá donde me pongan. Por eso la señora Ayuso siempre tiene problemas con los debates, porque cuando los madrileños vean a los seis candidatos debatir no habrá encuesta que valga».

Recordó que «de mí se han dicho muchísimas cosas. El actual presidente, con el que tengo una relación cordial, dijo cosas mucho peores en el pasado. Yo no voy a tener una mala palabra para ningún candidato progresista. El bipartidismo se acabó, vamos a tener que ponernos de acuerdo, y somos garantía no sólo de que haya un programa de izquierda sino de que se cumpla».