Pedro Sánchez arranca la campaña del PSOE: arrincona a Ángel Gabilondo y se erige en candidato frente a Isabel Díaz Ayuso

Pedro Sánchez arranca la campaña del PSOE: arrincona a Ángel Gabilondo y se erige en candidato frente a Isabel Díaz Ayuso

abril 18, 2021 0 Por RenzoC

ESPAPELIS


El jefe del Gobierno, Pedro Sánchez, se ha erigido este domingo en el primer mitin de la campaña del PSOE para el 4M en el verdadero candidato de los socialistas para competir con la presidenta de la Comunidad de Madrid y aspirante a la reelección, Isabel Díaz Ayuso (PP). Y lo ha hecho acaparando el protagonismo del acto celebrado en Ferraz en detrimento del cabeza de lista oficial, Ángel Gabilondo.

A diferencia del arranque de campaña que realizó en la víspera el PP, Sánchez tomó este domingo la palabra en último lugar, en vez de hacerlo el candidato Gabilondo, e incluso desplazó al aspirante socialista en la foto final, situándose él en el centro de los focos y el ex ministro, a su izquierda. Es más, la escena ha evidenciado cierta frialdad entre ambos, en medio de la tensión generada esta semana. Y es que Moncloa anunció que trabaja en un hachazo fiscal para Madrid. Además, le impuso el fichaje de la ministra de Industria, Comercio y Turismo, Reyes Maroto. A través de la señal emitida por Ferraz incluso se ha podido ver a Sánchez dando la espalda a Gabilondo al término de acto, optando por hablar con la número cinco de la lista y amanuense de su último libro, Irene Lozano.

Este distanciamiento entre Sánchez y Gabilondo difiere de la cercanía que Pablo Casado e Isabel Díaz Ayuso mostraron el sábado por la tarde en el acto de plaza de Felipe II con el que los populares dieron el pistoletazo de salida a estas dos semanas de campaña. Casado se mostró afectuoso con su candidata y hasta tuvo unas palabras de recuerdo para el padre de Ayuso -ya fallecido- que emocionaron a la presidenta regional. Fue ella quien cerró el acto, no como ha hecho Sánchez este domingo desplazando a Gabilondo. Además, en la foto final, estuvo arropada a ambos lados por Casado y el alcalde de Madrid, José Luis Martínez-Almeida. Sin embargo, hoy en Ferraz ha sido el líder socialista quien ha ocupado esa posición central, buscando la mayor atención.

Pedro Sánchez dando al espalda a Ángel Gabilondo tras dejarle a un lado en la foto final.

En su discurso y en relación con la pandemia de coronavirus, Pedro Sánchez ha señalado que «el final de esta calamidad está cerca» y ha incidido en que «tras la amargura se va a abrir un tiempo de recuperación donde hay que elegir entre dos caminos, por el del gobierno de Colón, que ofrece un Madrid de odio, de desigualdad, y un punto seguido en la corrupción, o por un gobierno que concluya la vacunación con seriedad», busque «una recuperación justa» y «administre con limpieza los fondos europeos». «La vacunación es la palanca de la recuperación», ha enfatizado el jefe del Ejecutivo socialcomunista, fiando su futuro al dinero que llegue de Bruselas.

«Madrid es el 8M»

Además, Sánchez ha manifestado que «Madrid es el 8M, epicentro de las grandes conquistas sociales, capital del feminismo», añadiendo que «las mujeres que no pueden soportar más su banalización en las calles» de esta comunidad, con el «extremismo que está sufriendo», ha dicho. Cabe recordar que el 8M de 2020, que permitió su Gobierno cuando el coronavirus ya estaba desbocado en la región, se convirtió en un infectódromo que disparó los contagios.

Por su parte, Gabilondo, conocedor del protagonismo que le está quitando su jefe de filas, ha acusado a Isabel Díaz Ayuso de tener solo «una palabra en la boca», al líder socialista, Pedro Sánchez, porque «no puede vivir sin mencionarle».

«La señora Ayuso culpa de sus errores a todos, pero tú no ves los tuyos. Solo tienes una palabra en la boca: Sánchez. ¿El virus?, Sánchez; ¿Toni Cantó?, Sánchez; ¿No puede resolver algo particular?, Sánchez. Madrid no te debe tres; nos debes una porque no puedes vivir sin mencionar a Sánchez», ha manifestado Gabilondo después de que este sábado la candidata del PP augurara un descalabro histórico del PSOE el 4M, fruto de una participación récord, como el principio del fin de Sánchez en La Moncloa.