Pedro Sánchez compareció una treintena veces durante el estado de alarma y lo despide sin dar la cara

Pedro Sánchez compareció una treintena veces durante el estado de alarma y lo despide sin dar la cara

mayo 8, 2021 0 Por RenzoC

ESPAPELIS


El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, ha decidido no hacer ningún tipo de comparecencia o intervención pública al término del estado de alarma que ha impuesto a los españoles durante los últimos seis meses.

Desde que decretara el primer estado de alarma en España el 14 de marzo de 2020 hasta este 9 de mayo de 2021, cuando concluye el segundo, Sánchez ha compadecido hasta en 30 ocasiones, sin contar las veces que lo ha tenido que hacer de forma obligada en el Congreso de los Diputados y en el Senado.

A los ya célebres ‘Aló Presidente’ que se sucedieron durante los primeros meses de la crisis del coronavirus, se unieron también sus ruedas de prensa tras las sucesivas reuniones con los presidentes autonómicos, ruedas de prensa posteriores al Consejo de Ministros e intervenciones para informar sobre los planes de desescalada y de supuesta reactivación económica.

Cuando concluyó el primer estado de alarma, el 21 de junio de 2021, Pedro Sánchez sí realizó una comparecencia, bajo el nombre de «Comparecencia del presidente del Gobierno sobre el fin del período de transición hacia una nueva normalidad».

«Comienza ahora una etapa nueva. Hemos, como he dicho antes, recuperado la calle, hemos reconquistado la movilidad, nuestra economía empieza a latir, nuestras fronteras empezarán a abrirse en el día de mañana, estamos en condiciones de avanzar, tenemos el deber de avanzar», celebraba entonces, ignorante de que en poco tiempo España volvería a estar sumida en un estado de alarma que en esta ocasión se iba a alargar durante más de medio año.

En ese momento, Pedro Sánchez expresó su agradecimiento a toda la población por su comportamiento durante los meses de encierro. «Agradecer a todas los ciudadanos y ciudadanas que, sin distinción de ideas o de lugar de residencia, han actuado responsablemente, con generosidad; con espíritu y moral de victoria. Han sido solidarios y han sido comprensivos, han hecho frente al sufrimiento y las dificultades de manera ejemplar».

Sin embargo, en esta ocasión, después de 6 meses en los que todos los españoles han estado sometidos al toque de queda, al cierre de sus negocios, a las restricciones de horarios de la hostelería, a los cierres perimetrales y a la prohibición de reunirse con sus familiares y amigos en sus domicilios, el presidente del Gobierno no ha visto pertinente mandar un mensaje de agradecimiento como sí hizo en junio del año pasado.

Por el contrario, ha optado por no realizar siquiera la rueda de prensa habitual al término de la cumbre social europea que se está celebrando en Oporto (Portugal), algo inédito por parte de un presidente del gobierno en la historia de este tipo de cumbres.

Una manera de evitar el escrutinio de la prensa respecto, no sólo a este -para la oposición «caótico»- fin del estado de alarma, sino también sobre la debacle socialista en las elecciones del pasado 4 de mayo en Madrid.