‘Pongo a Dios como testigo’ es una de las frases de la pel√≠cula m√°s recordadas por los espectadores, Pertenece a la pel√≠cula ‘Lo que el viento se llev√≥’ y al ver a uno de sus personajes en medio de una situaci√≥n de privaci√≥n y hambre proclamar ‚ÄúPongo a Dios como testigo de que no me podr√°n derribar. Sobrevivir√© y, cuando todo termine, no volver√© a morir de hambre, ni yo ni nadie de mi gente. Incluso si tengo que mentir, robar, mendigar o matar, tomo a Dios como testigo de que nunca m√°s pasar√© hambre. ‚ÄĚ, SSolo leerlo suelta l√°grimas.

La experiencia de leer este art√≠culo te har√° revivir escenas ic√≥nicas de pel√≠culas. que hizo un espacio en el coraz√≥n del p√ļblico. Son frases que siguen siendo v√°lidas en la realidad y aunque intentes ignorarlas, el mensaje que lleva intr√≠nsecamente aflora sin pedir permiso en tu mente.

1

¬ęMant√©n a tus amigos cerca, pero a tus enemigos a√ļn m√°s cerca¬Ľ

Pongo a Dios como testigo y otras frases míticas de películas

¬ęEn esta sala me ense√Ī√≥ algo importante, mant√©n a tus amigos cerca, pero m√°s cerca de tus enemigos¬Ľ, Ocurri√≥ en una conversaci√≥n que tuvo el protagonista. Ense√Īanza que le dio su padre. En ese momento, el personaje principal quer√≠a venganza.

El Padrino II es la segunda parte de una trilogía cinematográfica de gran éxito en el mundo del cine. Se considera la mejor secuela de todos los tiempos, de esas segundas partes que compiten con su antecesor. Una película de 1974, dirigida por Francis Ford Coppola



Source link