Santiago Abascal, líder de Vox, pide «prisión» para Marlaska por impedir que haya «libertad en Vallecas»

Santiago Abascal, líder de Vox, pide «prisión» para Marlaska por impedir que haya «libertad en Vallecas»

abril 8, 2021 0 Por RenzoC

ESPAPELIS


El rostro de Santiago Abascal durante el acto de apertura de campaña de Vox en el madrileño barrio de Vallecas lo decía todo. Una mezcla de rabia y de indignación ante la lluvia de piedras y palos que le han llovido a él, a su candidata a la Comunidad de Madrid, Rocío Monasterio, y a los simpatizantes de Vox que se han acercado hasta la Plaza de la Constitución para escuchar a los representantes de Vox.

La ultraizquierda ha repetido lo que viene siendo ya habitual cada vez que el partido de Santiago Abascal, sea en elecciones generales o autonómicas, ha intentado, que no es otra cosa que trasladar su programa, sus propuestas a los votantes. El ‘recibimiento’ en Vallecas ha sido digno de la kale borroka vasca o de los radicales CDR independentistas catalanes. Violencia en lugar de palabras.

El presidente de Vox ha cargado contra el ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska, por el dispositivo policial desplegado –a todas luces insuficiente– para evitar algo que los ultraizquierdistas venían anunciando desde hace días. «Dieciocho pasos hemos tenido que dar hasta acercarnos a esos miserables. Una botella me ha golpeado en la cara. Esto es lo que ha conseguido Sánchez y Marlaska impidiendo que hoy en Vallecas haya libertad», ha señalado Santiago Abascal.

«Sólo Vox tiene que soportar un acto de campaña de esta naturaleza y sólo Vox es capaz de continuar adelante. ¡Viva Vallecas! y ¡viva España!», ha zanjado Abascal antes de dar paso a la candidata a la Presidencia madrileña de Vox, Rocío Monasterio.

El líder de Vox ha vuelto a tomar la palabra para tachar de «criminal» al ministro del Interior, a quien también ha responsabilizado de los heridos durante el acto: «Cada gota de sangre de los heridos hoy es responsabilidad suya». Así, tras la primera piedra que ha llegado al atril donde se encontraban los responsables de Vox, ha decidido volver a acercarse a los manifestantes. «Esto es lo que os representa», ha enfatizado alzando varias piedras.

Ha sido en este momento cuando ha pedido al jefe del dispositivo policial su intervención inmediata y que se pusiera en contacto con el titular de Interior. «Que lo saque de su sobremesa, de su cinta de correr o donde diablos esté y que le diga lo que está pasando en esta plaza», ha espetado el líder de la formación.

Tras varios minutos de espera, Abascal ha vuelto a subir a la tribuna para comunicar que el ministro del Interior «no se ha puesto al teléfono, pero ha ordenado una pequeña carga por ese lado», ha afirmado para después ironizar con que «no estaría de más» que ordenara la carga para el otro lado de la plaza.

Llama «cobarde» a Iglesias

«Marlaska debe ir a prisión, no exigimos su dimisión», ha exigido para después arremeter contra el candidato de Unidas Podemos a los comicios madrileños, Pablo Iglesias, a quien ha llamado «cobarde». «Esto es un escrache y no lo que te pasa a ti. Eso es violencia y no lo que tu padeces que un par de chavales te han pegado unos gritos. Eres un cobarde que te escondes en una ratonera, que ya no eres capaz de andar con tranquilidad por este barrio», ha espetado al dirigente de la formación ‘morada’.

Al que ha llamado «marqués de Galapagar», también ha acusado de haber traicionado a la gente «sencilla, patriota y trabajadora» de Vallecas que quiere «tranquilidad y prosperidad». Con todo, ha reiterado que Vox lucha frente a «menas y mafias okupas», frente a «este estado de alarma que ha traído ruina» y ante «el silencio cómplice del Tribunal Constitucional en una ofensa a la Cámara que representa la soberbia nacional».

En esta clave, ha reiterado, apelando al PP, que ya han dicho a quién apoyarán negociando con sus políticas y que ahora «falta el PP diciendo lo mismo».

Por último, se ha dirigido a los manifestantes que quedaban tras las cargas policiales rodeando la plaza: «La izquierda imposible a la que estáis arrodillados, esa izquierda pija que os rodea desde Galapagar». Así ha puesto fin al acto, en torno a las 20.30 horas, que han despedido con el himno de España.