Un estudio confirma la relación entre el Alzheimer y la microbiota intestinal


Cient√≠ficos suizos e italianos han demostrado una correlaci√≥n entre la microbiota intestinal y la aparici√≥n de placas amiloides en el cerebro, t√≠picas de la enfermedad de Alzheimer, que es la causa m√°s com√ļn de demencia.

A√ļn incurable, esta patolog√≠a afecta directamente a casi un mill√≥n de personas en Europa, e indirectamente a millones de familiares, as√≠ como a la sociedad en su conjunto. En los √ļltimos a√Īos, la comunidad cient√≠fica ha sospechado que la microbiota intestinal juega un papel en el desarrollo de la enfermedad.

Seg√ļn este nuevo trabajo, publicado en el ‘Journal of Alzheimer’s Disease’, las prote√≠nas producidas por determinadas bacterias intestinales, identificadas en la sangre de los pacientes, podr√≠an, en efecto, modificar la interacci√≥n entre los sistemas inmunol√≥gico y nervioso y desencadenar la enfermedad. Estos resultados permiten prever nuevas estrategias de prevenci√≥n basadas en la modulaci√≥n de la microbiota de las personas en riesgo.

‚ÄúYa hemos demostrado que la composici√≥n de la microbiota intestinal en pacientes con enfermedad de Alzheimer se alter√≥, en comparaci√≥n con personas sin tales trastornos. Su microbiota tiene, en efecto, una diversidad microbiana reducida, con una sobrerrepresentaci√≥n de ciertas bacterias y una fuerte disminuci√≥n de otros microbios. Adem√°s, tambi√©n hemos descubierto una asociaci√≥n entre un fen√≥meno inflamatorio detectado en la sangre, determinadas bacterias intestinales y la enfermedad de Alzheimer; de ah√≠ la hip√≥tesis que quer√≠amos probar aqu√≠: ¬Ņpodr√≠a la inflamaci√≥n en la sangre ser un mediador entre la microbiota y el cerebro? ‚ÄĚExplica uno de los autores, Giovanni Frisoni.

Las bacterias intestinales pueden influir en el funcionamiento del cerebro y promover la neurodegeneración a través de varias vías: en efecto, pueden influir en la regulación del sistema inmunológico y, en consecuencia, pueden modificar la interacción entre el sistema inmunológico y el sistema nervioso. Se han encontrado lipopolisacáridos, una proteína ubicada en la membrana de bacterias con propiedades proinflamatorias, en placas amiloides y alrededor de los vasos cerebrales de personas con enfermedad de Alzheimer. Además, la microbiota intestinal produce metabolitos -en particular algunos ácidos grasos de cadena corta- que, al tener propiedades neuroprotectoras y antiinflamatorias, afectan directa o indirectamente la función cerebral.

‚ÄúPara determinar si los mediadores de la inflamaci√≥n y los metabolitos bacterianos son un v√≠nculo entre la microbiota intestinal y la patolog√≠a amiloide en la enfermedad de Alzheimer, estudiamos una cohorte de 89 personas entre 65 y 85 a√Īos de edad. Algunos padec√≠an la enfermedad de Alzheimer u otras enfermedades neurodegenerativas que causaban problemas de memoria similares, mientras que otros no ten√≠an problemas de memoria. Mediante im√°genes PET, medimos su dep√≥sito de amiloide y luego cuantificamos la presencia en sangre de diversos marcadores de inflamaci√≥n y prote√≠nas producidas por bacterias intestinales, como lipopolisac√°ridos y √°cidos grasos de cadena corta ‚ÄĚ, destaca otra de las autoras, Moira Marizzoni.





Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí