Un estudio liderado por la Estaci√≥n Biol√≥gica de Do√Īana (EBD-CSIC), perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Cient√≠ficas (CSIC), ha identificado un tipo de comunicaci√≥n animal basada en rayas corporales. El trabajo se√Īala que Los animales que realizan movimientos colectivos para evitar la depredaci√≥n suelen mostrar rayas en el cuerpo o en las extremidades que les sirven de referencia. Deben seguir las se√Īales visuales, pero se desconoc√≠a el dise√Īo de esas se√Īales.

Tal y como informa el CSIC en una nota de prensa, tradicionalmente ha existido un debate en torno a c√≥mo grupos de animales, tanto aves como mam√≠feros o peces, realizan movimientos colectivos r√°pidos y coordinados para evitar la depredaci√≥n. La mayor√≠a de los investigadores han asumido que necesitan seguir las se√Īales visuales, pero se desconoc√≠a el dise√Īo de esas se√Īales.

Ahora, un grupo de investigaci√≥n internacional liderado por la Estaci√≥n Biol√≥gica de Do√Īana (EBD-CSIC), perteneciente al Consejo Superior de Investigaciones Cient√≠ficas (CSIC), ha descubierto que estos animales suelen presentar rayas en el cuerpo o en las extremidades.

La investigaci√≥n se publica en la revista cient√≠fica ‘Proceedings of the Royal Society B’. El estudio afirma que la agrupaci√≥n es una forma generalizada de defensa contra los depredadores, y los individuos suelen realizar movimientos colectivos evasivos en respuesta a los ataques. Los individuos de estos grupos deben usar reglas de comportamiento para coordinar sus movimientos, probablemente usando se√Īales visuales que indiquen las posiciones de los individuos vecinos y que puedan decidir la direcci√≥n del movimiento como grupo.

Específicamente, algunos estudios han sugerido que las rayas, líneas u otros patrones corporales pueden actuar como indicadores conspicuos de la dirección del movimiento. Esta información podría promover un movimiento grupal coordinado pero también confundir a los depredadores, quienes desde la distancia percibirían un conjunto borroso de bandas claras y oscuras sin poder separar individuos específicos para enfocar su ataque.

Juan Jos√© Negro, autor principal del estudio y cient√≠fico del CSIC en el EBD-CSIC, ha indicado que lo que quer√≠an dilucidar es ‚Äúla existencia de un lenguaje universal que explicar√≠a por qu√© determinadas especies de mam√≠feros, aves y peces, fundamentalmente , mu√©vete al un√≠sono ante la amenaza de un depredador ‚ÄĚ. Lo hacen en la misma direcci√≥n, r√°pidamente, y eso s√≥lo se explica por la existencia de un c√≥digo visual, como estas l√≠neas, que les sirven de l√≠neas de direcci√≥n en su movimiento de vuelo ‚ÄĚ.

‚ÄúHemos utilizado modelos de regresi√≥n filogen√©tica, que son b√°sicamente datos estad√≠sticos, para determinar si los patrones contrastantes est√°n realmente relacionados con la sociabilidad en cuatro tipos muy diferentes de vertebrados: dos grupos de aves (patos y lim√≠colas), mam√≠feros rumiantes y una comunidad de peces de arrecife de coral ‚ÄĚ, dijo.

Todos estos tipos de vertebrados est√°n compuestos por especies que son presas potenciales: halcones y otras rapaces en el caso de las aves, leones y otros felinos o c√°nidos en el caso de los rumiantes, y de peces m√°s grandes o tiburones en el caso de de peces de arrecife. Las especies a las que se refieren forman grupos sociales que muchas veces son blanco de depredadores y ¬ętodos huyen juntos cuando son atacados¬Ľ, apunta la investigadora del CSIC.

‚ÄúEn nuestros cuatro an√°lisis independientes, uno para cada tipo de vertebrado, las bandas laterales del cuerpo aparecen con m√°s frecuencia en especies sociales y tienden a estar ausentes en especies solitarias del mismo tipo o en especies menos vulnerables a la depredaci√≥n, como gansos y cisnes en en comparaci√≥n con patos m√°s peque√Īos.

As√≠, ¬ęConcluimos que tales patrones corporales proporcionan un mecanismo de comunicaci√≥n que sirve a los individuos para formar grupos compactos, ya sea informando a los individuos vecinos de la direcci√≥n que deben tomar sin causar choques en cadena, y seguramente tambi√©n confundiendo a los depredadores con la alternancia de bandas contrastantes en movimiento¬Ľ., Ha indicado Black.

De esta manera, el hecho de que las bandas sean t√≠picamente acrom√°ticas, en una escala de blanco a negro, se ajusta a la teor√≠a de detecci√≥n de se√Īales. De esta forma, especies con sistemas de visi√≥n muy diferentes, incluidas aquellas que no ven en color, pueden aprovechar e incorporar este mecanismo de comunicaci√≥n.

‚ÄúEs fundamental que las bandas sean acrom√°ticas, blancas o negras, sin color, porque son muy contrastantes y se pueden ver en cualquier condici√≥n de luz. Eso explicar√≠a que lo que importa es el contraste, ver estas se√Īales en cualquier circunstancia ‚ÄĚ, agreg√≥ antes de concluir‚Äú un sistema simple y eficiente al mismo tiempo. ¬ę

Además del EBD-CSIC, participaron en el estudio el Departamento de Biología Animal de la Universidad de Granada, el Grupo de Ornitología e Historia Natural de Canarias (GOHNIC), el Prairie Research Institute de la Universidad de Illinois (Estados Unidos). . ), el Centro de Investigaciones Biológicas del Noroeste (CIBNOR) (México), el Departamento de Zoología de la Universidad de Cambridge (Reino Unido) y el Departamento de Biología-Unidad de Ecología Acuática de la Universidad de Lund (Suecia).





Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí