Investigadores del Brigham and Women’s Hospital (Estados Unidos) han analizado los registros de 419 hospitales utilizando la Premier Medical Care Database para estudiar las trayectorias cl√≠nicas de 3.222 pacientes hospitalizados con COVID-19 de 18 a 34 a√Īos.

En su trabajo, publicado en la revista ‘JAMA Internal Medicine’, investigadores encontr√≥ que m√°s de una quinta parte de los pacientes (21 por ciento) requiri√≥ cuidados intensivos, 10 por ciento requiri√≥ ventilaci√≥n mec√°nica y 2.7 por ciento muri√≥. A modo de comparaci√≥n, el equipo escribi√≥ que la tasa de mortalidad para aquellos en el mismo grupo de edad hospitalizados por ataques card√≠acos es aproximadamente la mitad de ese n√ļmero.

Si bien la edad avanzada es ampliamente reconocida como un factor en riesgo Para una mayor morbilidad y mortalidad debido a COVID-19, los pacientes más jóvenes han recibido menos atención como población vulnerable a resultados clínicos adversos.

‚ÄúHubo una tasa significativa de resultados adverso. Aunque la tasa de muerte del 2,7 por ciento es menor que la de los pacientes mayores, es alta para los j√≥venes, que generalmente se recuperan bien incluso cuando son hospitalizados por otras afecciones ‚ÄĚ, destaca uno de los l√≠deres del estudio, Jonathan Cunningham.

Otra observación sorprendente para los investigadores fue que el 57 por ciento de los jóvenes hospitalizados por COVID-19 eran negros o hispanos, un hallazgo en consonancia con otros informes sobre la carga desproporcionada que ha tenido la enfermedad en estos datos demográficos.

Las personas con factores de riesgo cardiovascular también fueron sobrerrepresentado entre los jóvenes hospitalizados: 36,8 por ciento y 24,5 por ciento de los pacientes tenían obesidad y obesidad mórbida, respectivamente; El 18,2 por ciento de los pacientes tenía diabetes y el 16,1 por ciento tenía hipertensión.

Los investigadores encontraron que pacientes que tenían estas comorbilidades también tenían más probabilidades de experimentar resultados adversos.

los pacientes La obesidad m√≥rbida, por ejemplo, represent√≥ el 41 por ciento de los adultos j√≥venes hospitalizados que murieron o necesitaron ventilaci√≥n mec√°nica. Para las personas con m√°s de una de estas afecciones, los riesgos de resultados adversos fueron comparables a los riesgos que enfrentan los adultos de mediana edad, de 35 a 64 a√Īos, que no tienen ninguna de estas afecciones, como se observ√≥ en un estudio de 8,862 miembros de esta poblaci√≥n.





Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí