Un estudio revela que hay casi 850.000 virus desconocidos en la naturaleza


Un estudio de la Plataforma La Normativa Científica Intergubernamental sobre Diversidad Biológica y Servicios Ecosistémicos (IPBES) ha revelado que actualmente hay 1,7 millones de virus por descubrir en mamíferos y aves, de los cuales hasta 850.000 tienen la capacidad de infectar a humanos.

De hecho, IPBES predice que pandemias Los futuros aparecer√°n con m√°s frecuencia, se propagar√°n m√°s r√°pido, causar√°n m√°s da√Īo a la econom√≠a global y ser√°n m√°s mortales que el COVID-19. El documento ha sido elaborado por 22 expertos que aclaran que esta situaci√≥n se puede frenar si hay un ¬ęcambio radical¬Ľ en el enfoque global en el tratamiento de enfermedades infecciosas.

Las principales conclusiones del informe se dieron a conocer este jueves en un taller sobre los v√≠nculos entre la degradaci√≥n de la naturaleza y el aumento de riesgos pandemia. Durante la jornada, los expertos han coincidido en una idea: ¬ęhay que pasar de la reacci√≥n a la prevenci√≥n¬Ľ, es decir, estiman que el coste de reducir los riesgos para prevenir las pandemias es 100 veces menor que el coste de darles respuesta.

¬ęNo hay un gran misterio sobre la causa de la pandemia COVID-19. Las mismas actividades humanas que provocan el cambio clim√°tico y la p√©rdida de biodiversidad tambi√©n provocan riesgos de pandemia por los impactos que provocan en nuestro medio ambiente.

Los cambios en el uso de la tierra, la expansi√≥n e intensificaci√≥n de la agricultura y el comercio, la producci√≥n y el consumo insostenible alteran la naturaleza y aumentan el contacto entre la vida silvestre, el ganado, los pat√≥genos y los humanos. Este es el camino a las pandemias ‚ÄĚ, explic√≥ el presidente de la alianza de eco-salud y director de las conferencias IPBES, Peter Daszak.

El organismo internacional se√Īala que COVID-19 es el sexto pandemia de la salud mundial desde la Gran Gripe de 1918 y, aunque tiene su origen en microbios transportados por animales, como todas las pandemias, su aparici√≥n est√° ligada a la actividad humana, seg√ļn el informe.

Las principales medidas para frenar esta situaci√≥n, seg√ļn IPBES, son limitar las actividades humanas que provocan la p√©rdida de biodiversidad, mejorar la conservaci√≥n √°reas protegidas y establecer medidas para prevenir la explotaci√≥n de regiones de alta biodiversidad.

‚ÄúLa abrumadora y abrumadora evidencia cient√≠fica apunta a un positivo: Tenemos la capacidad cada vez mayor de prevenir pandemias, pero estamos abordando el problema con poco o ning√ļn conocimiento al respecto. Nuestro enfoque est√° estancado: todav√≠a dependemos de los intentos de contener y controlar las enfermedades despu√©s de su aparici√≥n, mediante vacunas y tratamientos.

Podemos escapar de la edad de pandemias pero esto requiere que enfoquemos mucho m√°s nuestra atenci√≥n en la prevenci√≥n ‚ÄĚ, enfatiz√≥ Daszak.

Finalmente, el informe destaca una serie de medidas que ayudarían a reducir y abordar los riesgos de una pandemia. Primero que nada, es importante lanzar un consejo intergubernamental para la prevención de pandemias para asesorar a los legisladores con la ayuda de la ciencia; objetivos globales que beneficien a las personas, los animales y el medio ambiente; y posibles impuestos o gravámenes sobre el consumo de carne, la producción ganadera y otras formas de actividades pandémicas de alto riesgo, entre otras.





Source link

DEJA UNA RESPUESTA

Por favor ingrese su comentario!
Por favor ingrese su nombre aquí